Análisis: 'Quizá haya un ensañamiento sobre la figura de Messi'

Análisis: 'Quizá haya un ensañamiento sobre la figura de Messi'

El comentarista argentino Eduardo Biscayart explica para FUTBOLRED el impacto de la sanción a Messi.

La molestia de Messi con el juez de línea se salió de control y terminó en una drástica suspensión.

La molestia de Messi con el juez de línea se salió de control y terminó en una drástica suspensión.

Foto: EFE

29 de marzo 2017 , 06:32 a.m.

La sanción a Lionel Messi resulta ser un nuevo episodio de los desencuentros actuales del fútbol argentino. A los problemas dirigenciales tras la muerte de Julio Grondona y las vicisitudes para encontrar un entrenador que tenga capacidad de mando sobre el equipo, se han sumado los problemas de Messi.

Primero, la renuncia al equipo nacional después de la final de la Copa América Centenario y luego este exabrupto, incontestable, ya que en el mismo momento que sucedió todos percibimos que Messi, inexplicablemente, se había descontrolado con el asistente del árbitro.

De todos modos la sanción tiene al menos dos ángulos cuestionables. Primero, el partido se jugó el jueves y debió haberse informado al jugador de que evaluaban la suspensión dada la falta grave -porque una sanción de cuatro jornadas es por una falta grave-. La Fifa debió haber informado a la AFA el viernes, o en el peor de los casos el sábado, de este tipo de sanción que pensaba imponer. Lamentablemente en lugar de que el jugador pudiera estar informado a las 24, 48 o 72 horas del suceso, recibe la notificación el mismo día del partido. Parece ser un tanto desprolijo.

Luego está la sanción misma de cuatro partidos. Luce como una sanción excesiva pero, teniendo en cuenta que a Gonzalo Jara le dieron tres fechas de oficio por tocarle el culo a Édinson Cavani, aquí se comprende que se le falta el respeto al árbitro y eso es más grave.

Pero, si tenemos en cuenta que la falta de respeto nunca llegó a destino, salvo cuando el árbitro ve el video del partido, parece ser impensado pues se juzga algo que no sucedió; es decir, sí ocurrió pero no cumplió con el cometido de Messi, ya que nada estaba en el informe del árbitro porque el asistente no lo había escuchado.

Messi, a través de su figura convocante, como ocurriera con el problema de Hacienda española, paga, justa o injustamente, por otras situaciones donde la clave moral ha sido muy distinta. No hace falta mencionar todos los escándalos de la Fifa últimamente, sobretodo en nuestro lado del mundo, entonces quizá haya un ensañamiento sobre la figura de Messi más allá de que lo que le dijo al árbitro lo escuchamos todos los que vimos el partido.

Con la ausencia de Messi Argentina profundiza sus problemas tácticos y colectivos. Bauza aún no ha logrado imprimir un sello ganador, más allá de algún retoque como la presencia de Pratto.

Argentina no sumó en La Paz y está obligada a ganar dos de los cuatro partidos que quedan, dos en casa contra Perú y Venezuela sin Messi, y rescatar al menos un punto en los otros encuentros como visitante, donde sí jugaría el 10 del F.C. Barcelona.

Sin Messi, la presión recaerá sobre todo en la figura de un entrenador que no parece estar encontrando soluciones. Habrá que ver si los dirigentes deciden el cambio y si es Bauza el hombre que seguirá al frente del equipo.


Eduardo Biscayart

@DonBisca

Especial para FUTBOLRED

COMENTAR
GUARDAR