A 16 días: Obdulio Varela sentencia final de Brasil'50 con una frase

A 16 días: Obdulio Varela sentencia final de Brasil'50 con una frase

'Cumplidos, solo si somos campeones' diría el capitán de Uruguay en el 'Maracanazo'.

Obdulio Varela

Capitán de Uruguay

Foto: Tomado del diario El País de Uruguay- Ovación

29 de mayo 2018 , 12:00 p.m.

El 16 de julio de 1950 Uruguay venció a Brasil en el juego final de la Copa del Mundo que se disputó en el estadio Maracaná ante más de 170.000 espectadores.

 "El Maracanazo", como se conoce ese encuentro, nació en una frase del capitán charrúa Obdulio Varela: "Cumplidos, solo si somos campeones...".

Era 1950 y el mundo completaba cinco años de paz tras el fin de la II Guerra Mundial. Volvía la Copa Mundial de la FIFA tras 12 años, la última había sido en Francia en 1938, y el ente organizador escogió el 25 de julio de 1946 a Brasil como país organizador.

Compitieron 13 países entre los que se destacaban Uruguay, ausente en las dos últimas versiones del Mundial, y el debut de Inglaterra en las copas del mundo, luego de que las federaciones británicas reingresaran a la FIFA.

Fue una Copa del Mundo única en su formato y fue la única en la que no se celebró una final. En primera fase los 13 participantes se dividían en cuatro grupos, todos contra todos, y los campeones de cada grupo (Brasil, España, Suecia y Uruguay) disputaron un cuadrangular bajo el mismo sistema, del que salió el campeón.

Tras los enfrentamientos en los que Brasil venció a España y a Suecia con sendas goleadas, 6-1 y 7-1 respectivamente, y en los que Uruguay empató 2-2 con España y venció a Suecia por 3-2, el último encuentro del cuadrangular era definitivo. Brasil llegaba con 4 puntos y Uruguay con tres lo que obligaba a la Celeste a ganar, ya que un empate le entregaría el título mundial a Brasil.

Y fue en el camerino de los charrúas donde 'el Negro' Varela, capitán indiscutible de la selección uruguaya, pronunció la famosa frase, que le daría un curso diferente al encuentro.

Ante la plantilla de jugadores varios dirigentes uruguayos ya felicitaban a los orientales por el segundo lugar y les pedían que la goleada a favor de Brasil no fuera tan amplia ya que estaban "cumplidos con haber llegado y jugar la final". Varela reaccionó y dijo: "Los de afuera son de palo, cumplidos solo si somos campeones".

El resto es historia, en el minuto 47 Friaça anotó para Brasil y la locura se instaló en el Maracaná, pero lo impensado llegó y con goles de 'Pepe' Schiaffino en el minuto 65 y Alcides Ghiggia en el 79, Uruguay remontó el marcador y ganó su segunda Copa del Mundo ese 16 de julio, día en el que se dio "El Maracanazo".

Las crónicas de época cuentan que en medio de la celebración uruguaya se escuchaba el llanto de los hinchas brasileños que colmaron las graderías del Maracaná, que quedó, como el resto de Brasil, marcado por una frase, una actitud y un carácter que aun hoy los uruguayos siguen llevando a hombros. Como lo hizo aquel 16 de julio de 1950 'el Negro' Obdulio Varela... "los de afuera son de palo, cumplidos solo si somos campeones".

COMENTAR
GUARDAR