'Al estar Yimmi en la Selección, vamos todos los Chará': Luis Felipe

'Al estar Yimmi en la Selección, vamos todos los Chará': Luis Felipe

El hermano de la gran novedad de la Selección, habló del camino que ha recorrido para ser convocado.

El mayor de los hermanos Chará le inculcó a Yimmi la disciplina y la preparación para ser profesional.

El mayor de los hermanos Chará le inculcó a Yimmi la disciplina y la preparación para ser profesional.

Foto: Archivo Particular

29 de agosto 2017 , 06:01 p.m.

Yimmi Javier, el menor de los tres hermanos Chará Zamora, siempre fue el diferente de la familia. El extremo del Atlético Junior, hoy en la Selección Colombia, fue el único que escogió jugar en puestos de ataque, a diferencia de Luis Felipe y Diego, los mayores, que prefirieron el mediocampo; además, en cada clásico vallecaucano, era el más pequeño de la familia el único en hinchar por Cali, ya que los dos más grandes seguían al América.

Justamente su hermano mayor, Luis Felipe, actual jugador de Rionegro Águilas y quien fue el pionero y ejemplo de sus hermanos para llegar al profesionalismo, habló con FUTBOLRED del orgullo que siente por ver a Yimmi en la ‘tricolor’; de sus épocas de niñez y del camino que ha recorrido para llegar a ser el actual protagonista de la Liga colombiana.

“Cuando era niño, Yimmi era muy travieso. Incluso, cuando él tenía once años, yo lo llevé a las categorías menores de Atlético Nacional y allá estuvo un año; no duró mucho porque yo no lo soportaba (risas), me tocó devolvérselo a mi mamá otra vez. Yo soy muy tranquilo, no tenía hijos y no iba a lidiar con mi hermano, que no se podía quedar quieto; era una ‘caspita’, pero afortunadamente nunca me hizo un daño en el apartamento”, recordó el mayor de los Chará, quien marcó un camino para Yimmi y para Diego.

El delantero del ‘tiburón’, que espera poder jugar contra Venezuela o Brasil en esta doble jornada de Eliminatorias a Rusia-2018, siempre ha reconocido a Luis Felipe como una pieza fundamental en sus inicios, porque siempre lo apoyó y lo aconsejó.

“Yo siempre les dije que lo más importante era tener responsabilidad; que había que prepararse de la mejor forma; que era una gran carrera, pero que tenía sus sacrificios especialmente con la familia, pero que siempre llegaban buenas recompensas. Y creo que lo han hecho a cabalidad”, mencionó Luis Felipe, de 36 años.

Luis Felipe fue el primero en usar rastas, y claro, sus hermanos que lo tenían de espejo, no se podían quedar atrás: “Las usé entre 2003 y 2004, las quise tener por un tiempo y luego cambié, también por pedido por Flor, mi esposa”. Sin embargo, tanto Diego como Yimmi copiaron su ‘look’ y ellos si las conservan.

futbolred

Los tres hermanos Chará Zamora han estado unidos y pendientes de cada uno en el fútbol.: Foto: Archivo Particular.

Pero no solo Luis Felipe ha sido un consejero y un crítico; también ha sido un motivador y ha estado en los momentos difíciles de Yimmi y de Diego. “Siempre tenemos contacto seguido. Ahora que Yimmi está en Colombia es diario, pero cuando mis dos hermanos estaban afuera, por lo menos dos o tres veces a la semana nos comunicábamos. Trato de estar siempre para ellos, así como ellos para mí”, apuntó.

“Somos muy unidos. Estamos cuando alguno lo necesita. También mi madre (Graciela) está pendiente de todos y la verdad es que ahí se nota ese amor de familia. Un momento duro de Yimmi fue cuando tuvo que salir de Llaneros (en la B) y le tocó volver a la Academia Boca Juniors, y quedarse sin la posibilidad de jugar en otro equipo; en ese momento le hablaba mucho, le decía que no se preocupara porque tarde o temprano la vida lo iba a premiar; y así fue, la vida lo premió yendo al Tolima, en una oportunidad que le consiguió Diego, y ahí empezó su camino que lo hizo brillar en Colombia”, dijo el primogénito de Jesús Henry Chará y Graciela Zamora.

La emoción de ver a Yimmi con la ‘tricolor’

“Siempre dijimos que Yimmi era el mejor de los tres. Desde muy joven sabíamos y veíamos que era muy hábil e inteligente; tenía un ingenio para jugar que lo hablábamos en la casa”, manifestó Luis Felipe sobre la proyección que tenía su hermano y que hoy lo tiene en Selección.

Su emoción el pasado viernes, al conocer que Yimmi Javier había sido citado por José Pékerman, le sacó una sonrisa a Luis Felipe, porque ‘el Niche’ había recibido su recompensa en la Selección: “Yimmi se merecía volver a la Selección. Incluso cuando vino a Nacional había hecho mérito; pero ahora tiene la oportunidad, es una gran alternativa y espero que aproveche si le dan la oportunidad. Él sabe que tiene el apoyo de toda la familia, porque es un éxito de todos, de mis padres, de los hermanos. Al ir Yimmi, vamos Diego, mis padres y yo”, comentó con alegría.

Ahora Luis Felipe estará, como todos los colombianos, pegado al televisor el 31 de agosto y el 5 de septiembre, haciéndole fuerza a la Selección y, especialmente a su hermano. Después, esperará que Yimmi siga siendo llamado y clasifique a Rusia-2018, para celebrar en diciembre junto a Diego y su hermano menor, con los que espera jugar el típico partido de despedir el año en la cancha Las Ceibas, la misma en la que los tres empezaron su sueño de ser futbolistas profesionales y en el único campo en el que los tres han alineado en un mismo equipo.

Juan Pablo Arévalo López
Periodista de Futbolred
juaare@eltiempo.com
En Twitter: @ArevaloJuanP

COMENTAR
GUARDAR