James, luz y guía para acabar la sequía de victorias en el Atahualpa

James, luz y guía para acabar la sequía de victorias en el Atahualpa

El '10' anotó el gol y dio asistencia para vencer a Ecuador por 0-2 y soñar con el Mundial-2018.

James fue el líder del ataque colombiano y dio pases efectivos para sus compañeros.

James fue el líder del ataque colombiano y dio pases efectivos para sus compañeros.

Foto: Reuters

28 de marzo 2017 , 07:12 p.m.

Colombia ganó y, como dice el adagio popular, gustó en su presentación en el Atahualpa de Quito, en el que logró tres puntos importantes contra Ecuador al superarlo por 2-0.

Al juego de la ‘tricolor’ no hay nada que recriminarle, fue correcto en defensa cuando los ecuatorianos se acercaron a la portería de David Ospina; estuvo preciso en la entrega del balón para manejar el marcador; y fue certero cuando estuvo de cara al arco de Esteban Dreer.

En el Atahualpa, James Rodríguez volvió a portar el brazalete de capitán y fue el líder en el ataque de la Selección, el hombre que pide a gritos esta Colombia con hambre de triunfo, pero con un rendimiento irregular.

Mientras el partido estuvo 0-0, el ‘10’ colombiano intentó juntarse con Edwin Cardona y Juan Cuadrado para abrir el terreno de juego y atacar por las bandas, el flanco débil de Ecuador.

Fue a los 18 minutos cuando llegó el momento sublime Rodríguez Rubio, pues luego de un pase de Miguel Borja, y un rebote de Walter Ayoví, una vez más la fortuna se hizo para su lado y el balón pegó en su pecho para marcar el primer gol del partido, el 19 en su carrera con la Selección y el 100 en la historia de José Pékerman.

Pero lo de James no solo era hacer goles, era juntarse con sus compañeros, cubrir la espalda de Cardona o Cuadrado y ser el socio de todos para ir camino al arco ecuatoriano.

Así, al 34, el volante del Monterrey filtró un balón aéreo para el ‘10’, quien antes de recogerlo se dio cuenta que al centro del área llegaba Cuadrado y entregó un pase preciso y precioso para que Juan Guillermo solo tuviera que darle un pase a la red.

En el terreno del Atahualpa, el jugador del Real Madrid sacó su casta y mostró su mejor versión le daba indicaciones a sus compañeros y se mostraba para ser él quien condujera a Colombia hacia la victoria.

Con el marcador a su favor, Colombia sabía que debía mantener el balón en su poder, juntarse y para eso estaba James en la cancha, quien junto a Cuadrado, hicieron jugadas de fantasía que ilusionaron a todo un país con la clasificación a Rusia-2018.

Tras el pitazo final, manos arriba de todo el equipo y abrazos de felicitaciones para el capitán, quien portó con honor el brazalete y lo entregó todo hasta el final.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR
Personalice
Sus favoritos
Aquí puede seleccionar sus equipos y ligas favoritas para consultar noticias y estadísticas
ACEPTAR