James, Ospina y Falcao, los puntos suspensivos de Colombia

James, Ospina y Falcao, los puntos suspensivos de Colombia

Bilardo, Maturana, Bauza y Suárez opinan sobre el complicado momento de los héroes de la Selección.

James, Falcao y Ospina, jugadores de la Selección Colombia

James, Falcao y Ospina, jugadores de la Selección Colombia

Foto: Archivo EL TIEMPO

01 de noviembre 2015 , 11:37 a.m.

Una barahúnda hay en el entorno de la Selección Colombia. Tres de sus estandartes no pasan por el mejor momento futbolístico. Falcao García, el gran estandarte de la clasificación al Mundial de Brasil 2014, el artillero natural de la Selección, juega pocos minutos en el Chelsea inglés y el jueves pasado cumplió dos meses sin hacer un gol. Ayer disputó los últimos 18 minutos de la derrota de Chelsea 1-3 contra Liverpool en la Liga inglesa.

James Rodríguez está por terminar la recuperación de una lesión que lo tiene sin jugar hace casi dos meses y quizás se amarre los guayos el próximo martes para jugar con el Real Madrid en la Champions contra el PSG francés. (Lea: Benítez confía en que Pékerman maneje con cuidado el regreso de James)

Y el arquero David Ospina llegó al Arsenal con una lesión en el hombro tras las dos primeras fechas de la eliminatoria y su recuperación sería con el tiempo justo para llegar al 12 de noviembre, día del juego contra Chile, en Santiago, en la tercera jornada de eliminatoria. Eso, sin contar que no es el titular de su club.

¿Los tres indiscutibles héroes de la Selección Colombia en la pasada clasificación mundialista deben estar en los próximos juegos contra Chile y Argentina de la eliminatoria de Rusia 2018? ¿El brillo de las estrellas alcanza para dar luz en la Selección o el entrenador José Pékerman los eclipsará en la próxima convocatoria?

Bilardo: ‘A James y Falcao hay que ponerlos’

Carlos Salvador Bilardo, entrenador campeón del mundo en México 1986 y subcampeón mundial en Italia 1990 con Argentina, dijo que sin duda tendría a Falcao y a James en la próxima convocatoria.

“Eso depende del cuerpo médico, que lo habla con el cuerpo técnico. A mí me tocó poner dos veces así a (Diego) Maradona. Sacarle el yeso del tobillo, ponerle una venda firme y decirle: ‘¡Quedate parado!’. Con Maradona el equipo argentino dolía, sin Maradona era otro cuidado. ¡Había que ponerlo aunque sea parado! Es lo mismo que Colombia en su momento con Carlos Valderrama o como con Willington Ortiz. A los buenos hay que tenerlos. Siempre y cuando no sean jugadores de la defensa. Del medio para adelante, hay que decir que el jugador siempre está bien”. (Vea también: Equipos para los que ha sonado Falcao en las últimas semanas)

Bilardo, de 76 años y que también dirigió a la Selección Colombia en la eliminatoria del Mundial de España 1982, agregó: “Cuando puse a Maradona así, pues tenía varios rivales alrededor. Y si no jugaba Maradona, ellos no se hubieran preocupado. Igual pasa hoy con (Lionel) Messi en Argentina”.

Edgardo Bauza, que a sus 57 años es doble campeón de la Copa Libertadores con Liga Deportiva Universitaria de Quito y San Lorenzo, coincidió con Bilardo: “Falcao y James, por ejemplo, son buenos jugadores, de jerarquía; indiscutibles en cualquier equipo. Con Falcao, hay que ver cuáles son las razones por las que no juega, pero él es un jugador importante con el que hay que contar”, dijo.

“En las selecciones es muy importante el seguimiento que le hace el técnico al jugador. El ritmo futbolístico que tenga y cuál es el régimen de entrenamiento que viene teniendo. A lo mejor, no tiene ritmo futbolístico por distintas razones, pero puede estar entrenando normal. Hay que tener en cuenta todo, no solo la cantidad de minutos que juega”, expresó.

Entre tanto, Bilardo agregó: “Si usted empieza a repetir que Falcao está mal, que Falcao está mal, que Falcao está mal, pues ya el otro equipo va diciendo: ‘Bueno, mirá: a Colombia le tenemos que ganar...’. Pero si se empieza a decir que Falcao está recuperado y que va a jugar y así se mantiene hasta que se firma la planilla, ya la cosa es diferente, pues el otro equipo cambia, puede hacer variantes hasta de jugadores porque está o no está Falcao. En Colombia hay que convocar siempre a Falcao. Así lo creo”.

Por su parte, Luis Fernando Suárez, técnico colombiano de 55 años y que clasificó a Ecuador al Mundial de Alemania 2006, y a Honduras, al de Brasil 2014, dijo que esas decisiones son unas de las más delicadas que debe tomar un seleccionador nacional. “Cualquier decisión en una selección es supervigilada y siempre habrá una voz a favor y una en contra. Todas las decisiones, por menores que sean, generan división. El entrenador debe siempre buscar convencerse de la decisión sin traicionarse a sí mismo. Esto no es de tener contento a todo el mundo”.

Sin detenerse en nombres –porque así lo especificó–, Suárez habló de los referentes de los equipos cuando no están en su mejor momento futbolístico, como es el caso que vive hoy la Selección Colombia.

“Esa es una pregunta muy difícil. Yo he vivido lo mismo. Para una convocatoria se deben analizar muchas cosas, no únicamente lo que hace el jugador en la cancha: también hay que valorar lo que es él para el equipo y, además, el propio equipo en su conjunto”, dijo el actual entrenador de club mexicano Dorados de Sinaloa.

Bilardo señaló que cuando la ausencia se debe a una lesión (como ocurre con James y Ospina), la comunicación con los médicos del club de origen es importante.

“Tiene que haber un informe del club y también depende del cuerpo técnico de la selección, si lo arriesga o no. Está la posibilidad de que lo ponga y a los cinco minutos lo saque y, entonces, se le viene todo el mundo al cuerpo médico y al cuerpo técnico de la Selección. Con los clubes tiene que ser algo hablado. Un día me hace un favor y yo un día le hago otro”. Bauza también dio su opinión sobre cómo se debe manejar el tema de los jugadores con inconvenientes físicos. “Cuando vienen de lesiones y se están recuperando hay que ver en sus clubes cómo llevan adelante ese proceso, cuál es el proceso establecido para que ese jugador retome el ritmo futbolístico”.

Rafael Benítez también lo dijo...

Y este procedimiento lo confirmó Rafael Benítez, entrenador del Real Madrid, equipo en el que juega James Rodríguez: “Conozco al seleccionador y al cuerpo técnico de la Selección colombiana. Podemos estar en contacto con ellos y valorar lo que se hace. Nosotros tenemos la obligación de prestarlo y no podemos negarnos a cederlo. Luego (en Colombia) deciden quién juega y cuántos minutos. Eso no podemos controlarlo. He hablado con él (Pékerman) y ambos queremos lo mejor para James, y lo mejor es que se recupere y entrene con el equipo”.

Para Bauza, casos como el de Falcao, sin ritmo ni continuidad de competencia por decisión del DT de su equipo, se pueden solucionar en la Selección nacional: “Puede que no juegue, pero también hay que tener en cuenta en qué época del año se está, la cantidad de minutos que lleva jugados en el año, las cargas futbolísticas que tiene. Claro que si tiene ritmo de juego, pues es mucho mejor, pero eso no es lo único. En un llamado cuentan muchos otros factores”.

Francisco Maturana, el entrenador colombiano más importante de los últimos 30 años, y quién partió la historia del fútbol colombiano en dos con el primer título en la Copa Libertadores (Nacional, 1989), el único en la Copa América (2001) y dos clasificaciones a mundiales tras 28 años de eliminaciones (Italia-90 y EE. UU. 1994), fue prudente al opinar. “Como entrenador, respeto profundamente las decisiones del técnico de la Selección y le doy toda la licencia para que haga lo que tenga que hacer. Creo que a un técnico no se le dictan normas de conducta”, dijo.

El nacido en Quibdó (Chocó) hace 66 años agregó: “Desde la responsabilidad que tiene el entrenador, sabe lo que debe hacer. Lo que hacen los periodistas es enriquecer el fútbol a través de la polémica, pero el entrenador tiene que estar al margen de eso, tiene que saber lo que va a hacer independientemente de lo que pase. Mi invitación es a respetar las decisiones del entrenador”.

El del arquero, un tema delicado

David Ospina, el indiscutible portero titular de la Selección Colombia, no juega desde el pasado 13 de octubre, desde la derrota 3-0 contra Uruguay, en Montevideo, en la segunda fecha de la eliminatoria. En ese partido, sufrió una lesión en su hombro. El arquero es un especialista en el fútbol y por su particularidad siempre se ha afirmado que debe tener continuidad de juego y trabajo específico de repetición para no perder la relación entre tiempo y distancia con el balón y los rivales. (Vea también: 'Entiendo por qué el DT elige a Ospina para juegos de Champions': Cech)

¿Al respecto, Bauza, que en San Lorenzo tiene al juvenil portero colombiano Álvaro Montero, aseguró: “Es mejor que todo jugador tenga minutos, pero si está recuperado de una lesión y habilitado físicamente, se puede poner a jugar. Los jugadores de calidad imponen su jerarquía”, expresó el estratega dando un espaldarazo a Ospina, que tendría pocos minutos –o, quizá, ninguno– antes de llegar a la concentración para enfrentar a Chile y Argentina.

Bilardo, que ya tiene 76 años de edad, en cambio, cree que con los arqueros el tema es diferente: “Con un defensor no se puede simular que se está bien... ¡Tiene que estar bien! Con el arquero pasa igual: ¡tiene que estar bien! En 90 minutos puede que no haya sido exigido, ni siquiera haber tocado el balón, pero cuando le llegue, tiene que responder y eso pasa solo si el arquero está bien; de lo contrario, puede costarle un gol al equipo. Un arquero tiene que tener ritmo de juego porque un error puede ser un gol”.

Suárez, por su parte, decidió manotear la pregunta al córner: “Mi concepto general no cambia por ser un arquero o un delantero. Si el jugador es convocado es porque puede aportar cosas al equipo”. Y Bauza agregó: “Si está con ritmo de juego, es mucho mejor, pero se deben mirar más cosas. En las convocatoria juega un conjunto de elementos”.

Bauza: ‘El líder es fundamental’

La importancia que tiene un jugador para los entrenadores también está en la motivación que les da, no solo por su comportamiento y rendimiento en los partidos, sino por la presencia, valor y liderazgo que pueda tener en el camerino. “Hay jugadores que son muy importantes porque son líderes y su sola presencia es fundamental. Aunque no jueguen, con el simple hecho de que estén en las concentraciones, los viajes o en cada entrenamiento es valioso para el plantel”, afirmó Bauza,

En este sentido, Suárez admitió que en varias ocasiones, durante sus siete años como seleccionador nacional, convocó con esa lógica a algunos futbolistas: “Hubo jugadores que llamé porque eran importantes para el equipo”. Bilardo, sin embargo, no lo cree así: “La presencia de un buen jugador le da seguridad al plantel, pero por su importancia como futbolista: el líder se puede manejar de otra forma y en Colombia varios jugadores pueden asumir ese rol”.

Andrés Felipe Viveros B.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @afviveros

COMENTAR
GUARDAR