Competencia interna: un pulso en el que gana la Selección Colombia

Competencia interna: un pulso en el que gana la Selección Colombia

Los jugadores concentrados en Italia dicen que se juegan a fondo para ser titulares en Rusia.

Selección Colombia

Mundial de Rusia 2018

Foto: Archivo

30 de mayo 2018 , 08:04 a.m.

En la Selección Colombia se compite sin tregua. Por más que se habla de la familia, de la unión, de la camaradería, todo lo cual es auténtico, lo que hay es una competencia interna durísima por ser titulares en el Mundial de Rusia.

El grupo que está concentrado en Milán ya superó un primer escollo que fue entrar a la lista de 23 (excepto uno, que no llegará a Kazán). La siguiente estación de la preparación se trata de impresionar, en la medida de lo posible, al técnico José Pékerman para salir desde los himnos en Saransk, el 18 de junio, al duelo contra Japón.

“Es una competencia linda, somos grandes jugadores, en buen nivel, así que estamos tranquilos. Independientemente de a quién le toque, somos profesionales y asumimos lo que nos toque”, afirma Jefferson Lerma, uno de los nuevos en la lista mundialista.

En su sector, el medio campo, hay una voz cantante que, sin embargo, aún no se la cree: “Lo más importante es estar. En el medio tenemos muy buenos jugadores, con experiencia a pesar de la juventud, con muchas ganas de representar a Colombia. Todo está siendo muy positivo”, reconoce Carlos Sánchez.

Por eso, porque con Sánchez, Aguilar, Barrios, Uribe y Lerma nadie se puede permitir un despiste, es que cada uno apuesta lo mejor que tiene: “Yo ofrezco apoyo, alegría, todo mi trabajo, todo lo que tengo al cien por cien”, anticipa Lerma.

Wilmar Barrios, más pausado y con la ventaja de llevar más tiempo en el grupo, tiene su propia estrategia: “El profe no ha hablado conmigo, pero sé lo que puede pedir, estoy en el proceso y sé lo que él espera de mí. En el momento en que pueda ingresar sé lo que se necesita, ahora tenemos una competencia sana”.

Lo bueno de competir a ese nivel es que el gran beneficiado es el equipo, que aprovecha el talento y la entrega de los jugadores desde esta etapa de entrenamiento y que eso llena de opciones al DT.

El pulso, evidentemente, no es exclusivo de los mediocampistas. Entre los zagueros, por ejemplo, la experiencia del mundialista Cristian Zapata debería asegurarle un lugar entre los 11, pero a su lado están Dávinson Sánchez, del Tottenham, o Yerry Mina, el único colombiano que ha logrado llegar al FC Barcelona.

🇨🇴🇨🇴⚽️⚽️

Una publicación compartida de Yerry Mina (@yerrymina) el

Dávinson, quien pica en punta al sumar minutos en la exigente Premier League y en la Champions League, explica la situación: “La selección te obliga a exigirte al máximo, si sabes que puedes hacerlo tiene que demostrarlo, mas allá de lo que pueda pasar (en la elección de los titulares). Cada partido demanda algo y el entrenador tiene muchas opciones para escoger. Al final no es quien juega lo que importa es la Selección, que estemos todos en el más alto nivel”.

La disputa, entonces, no es siempre una mala noticia. En Selección Colombia es una ventaja competitiva, que bien puede hacer la diferencia en el Mundial de Rusia 2018.

COMENTAR
GUARDAR