100 momentos de Colombia en los Mundiales: ¡Que sienten a 'Barrabás'!

100 momentos de Colombia en los Mundiales: ¡Que sienten a 'Barrabás'!

99. El volante salió de la Selección Colombia en 1994, por amenazas al cuerpo técnico.

Gabriel Barrabas Gómez Selección Colombia

El volante de marca jugó el Mundial de 1990, pero cuatro años después fue víctima de los violentos y sus amenazas.

Foto: Archivo ETCE

07 de marzo 2018 , 03:18 p.m.

La Selección Colombia que clasificó al Mundial de 1994, en Estados Unidos, llenó de júbilo al país; lo puso a soñar con una gran presentación, lo hizo creer en una generación de futbolistas y lo hizo vibrar en los meses previos al certamen. Sin embargo, el mal arranque de la Tricolor, perdiendo con Rumania, desató la furia de los violentos, los apostadores y los carteles de la droga, que flagelaban a la sociedad.

Esa violencia tocó al fútbol en medio de la cita mundialista. Fue el miércoles 22 de junio de 1994, horas antes de la segunda salida colombiana en aquella Copa, frente a la selección estadounidense. Francisco Maturana y su asistente, Hernán Darío Gómez, recibieron una dura amenaza: tenían que excluir de la formación titular a Gabriel Jaime Gómez, volante de marca y hermano del ‘Bolillo’.

‘Barrabas’ jugó el Mundial de 1990 y la Eliminatoria de 1993 con la regularidad de siempre. Pero en la guerra que se vivía por el narcotráfico, el antioqueño fue centro de críticas y objetivo incluso para amedrentar a toda la Selección.

A pesar de que ‘Pacho’ renunció inmediatamente al cargo, los dirigentes lo convencieron de que debía seguir, terminar la participación, aspirar a clasificarse a pesar de la primera derrota y el golpe anímico, y evitar un escándalo mayor. Maturana se quedó y cumplió a regañadientes con la amenaza: sentaron a ‘Barrabás’.

Barrabas Gómez

El banco técnico tenía una infinita tristeza mientras se jugaba el partido entre Colombia y Estados Unidos.

Foto: Archivo ETCE

Colombia perdió ese día 2-1 con Estados Unidos y quedó prácticamente eliminada. Pero más allá del resultado, se perdió la dignidad de un país que seguía estigmatizada por la guerra, las bandas organizadas y la contaminación al mundo del fútbol.

Gabriel Jaime, no jugó más en ese Mundial, tampoco con la Selección y terminó su carrera como futbolista. Próximo a los 35 años, ‘Barrabás’ le dijo a EL TIEMPO en esa época que llegó a Medellín “en medio de ocho guardaespaldas y varios policías”.

Este fue uno de los momentos más tristes y dolorosos de Colombia en ese y en cualquier Mundial; sin saber que vendrían cosas peores después de la temprana eliminación. La decepción futbolística cegó vidas e impregnó de sangre la bandera tricolor.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR