Si usted fuera 'Piscis' Restrepo: ¿Qué haría con Colombia Sub-20?

Si usted fuera 'Piscis' Restrepo: ¿Qué haría con Colombia Sub-20?

Contra Brasil, este martes, se necesita una reingeniería. Urgen ajustes en marca y creación.

El técnico de Colombia necesita encontrar alternativas tras la dolorosa derrota 3-4 contra Ecuador.

El técnico de Colombia necesita encontrar alternativas tras la dolorosa derrota 3-4 contra Ecuador.

Foto: ARCHIVO

23 de enero 2017 , 10:19 a.m.

La palabra ‘debacle’ no es una exageración para resumir la derrota de la Selección Colombia Sub-20 frente a Ecuador por 3-4. Por eso frente a Brasil, que llega clasificada al hexagonal final y se espera que le de descanso a varias de sus figuras, hay que hacer un cambio radical que resuelva las graves deficiencias defensivas que echaron al traste una ventaja de 2-0 y abrieron el camino a una triste derrota.

Lo bueno, además del triunfo de Brasil, es que el ahora temible Ecuador no pasó del empate 1-1 con Chile, con lo cual el primero quedó con 4 puntos y el segundo con 2, ambos ahí cerquita de la solitaria unidad que tiene a Colombia en el cuarto puesto del grupo A. Total, hay seis puntos en juego y, excepto por Brasil, el grupo sigue abierto.

¿Qué hacer? Lo primero es reconocer que la nómina nacional es corta, que la lesión de un hombre clave en el ataque como Damir Ceter va a costar mucho y que, aún cuando la necesidad es apremiante, perder la cabeza puede enviarles un mensaje muy confuso a estos chicos que, en todo caso, todavía están en proceso de formación.

Así que lo aconsejable es intentar ajustes en cada zona que no impliquen un borrón y cuenta nueva pero sí que resuelvan los problemas urgentes: inseguridad en el arco y los costados; falta de control en el medio; nuevas alternativas en la creación y mucha fortaleza mental para reponerse de haberle hecho tres goles al local y, de todos modos, perder el partido, para situarse al borde de la eliminación del hexagonal final.

Primero, la defensa

A pesar de algunas oportunas atajadas frente a Ecuador, el arquero Manuel Arias requiere un descanso. No sólo por problemas físicos que mostró al final de ese juego sino porque recibir cuatro goles –uno de ellos por una tonta falta que costó un penalti- debería abrir el camino a un suplente, y ese es Luis García. El chico de Rayo Vallecano, que jugó 11 partidos en segunda división española la temporada anterior y mide 1,83m, puede refrescar toda la zaga. ¿Debutar contra Brasil no pesa mucho? Puede ser, pero ese es el riesgo que hay que correr.

Y en la zona posterior, que bien pudiera cambiarse totalmente (no se puede por falta de materia prima), Cuesta y Segura han sido la pareja en los dos partidos y seguramente seguirán ahí. Se vieron mal contra Ecuador, cierto, pero tal vez con nuevos laterales ganen en velocidad y anticipo. Para los costados las opciones son Castro por Chaverra y Arroyo por Fuentes –de hecho Fuentes podría funcionar también de central, llegado el caso-. Asegurando así el terreno propio se ganaría confianza y habría un poco más de libertad del medio hacia arriba.

Control en el medio campo

El capitán, Kevin Balanta, quien además oficiaba de cabeza de área, no jugará por suspensión y el cambio obligado es John Harold Balanta, que en uno de sus primeros toques frente a Ecuador vio la tarjeta amarilla, clara muestra de nerviosismo. Calma, ni siquiera tienen 20 años, ¿recuerdan? Además, Atuesta es duda para el encuentro pues tuvo que dejar el duelo contra Ecuador por lesión.

La opción entonces en John Harold pero con un Daniel Rojano al lado. Entre los dos deberían ofrecer una presión suficiente y constante para que los hombres del ataque no tengan que desgastarse en regresar a cumplir tareas tan defensivas. La otra opción es Díaz, en caso de emergencia.

La apremiante necesidad del gol

Tal vez lo que mejor se hizo contra Ecuador fue aprovechar las opciones de gol. Ceter no esperó al reloj y al minuto 7 ya lo castigó; y Obregón pareció salirse del libreto al acompañar a sus compañeros y apuntarse el segundo con seguridad, casi como si tuviera prisa. Pues eso es lo que hay que mantener frente a Brasil: ambición a toda prueba, decisión para patear al arco, con lujo o sin él, e imaginación para hacer daño desde todas las esquinas de la cancha.

¿Quién lo haría? Hernández no debe ir al banco porque es la cuota de talento, viene de hacer 20 goles en 33 partidos con el Pereira (gracias a eso lo compró el Granada de España y lo cedió al América) y tiene capacidad para asociarse con los hombres de punta. El tema es darle apoyos. Con el rápido Ever Valencia, autor de un gol frente a Ecuador, y Michael Nike Gómez, con más toque y variantes en ataque, el ‘Cucho’ Hernández puede destacarse.

Arriba, ante la difícil situación de Ceter, el más claro referente de ataque con el que contaba Colombia para el torneo, a Obregón le toca vestirse de ‘matador’ y abrir espacio o aprovechar los que creen sus compañeros pero con más convicción, más fondo físico y más potencia.

Pasar la página se dice fácil, pero tiene una dificultad adicional cuando se habla de juveniles: si ellos pierden confianza, lo pierden todo. Por eso hay que darles seguridad desde el banco técnico y enviarlos a jugarse la vida pero esta vez sin tanto miedo. La reingeniería empieza en el técnico Carlos ‘Piscis’ Restrepo. Él es un ganador, muy a pesar de los críticos. Esta es una linda ocasión para volver a cerrarles la boca.

Redacción Futbolred

@jennygameza 

COMENTAR
GUARDAR
Personalice
Sus favoritos
Aquí puede seleccionar sus equipos y ligas favoritas para consultar noticias y estadísticas
ACEPTAR