Chelsea: del romance con el éxito a la más aguda crisis en seis meses

Chelsea: del romance con el éxito a la más aguda crisis en seis meses

El campeón de Premier League se hunde en la crisis y culpa a Conte... a días de medirse a Barcelona.

Director técnico del Chelsea, en medio de una aguda crisis.

Director técnico del Chelsea, en medio de una aguda crisis.

Foto: REUTERS

06 de febrero 2018 , 10:00 a.m.

Chelsea tiene un romance con Italia. Fue el italiano Carlo Ancelotti quien le dio su último doblete en Inglaterra (Premier y Fa Cup) en 2009-2010 y su compatriota, Roberto Di Matteo, el cerebro de la única Champions League de su historia. Antonio Conte, la última conquista, se reportó con un título liguero en la última temporada, en una historia que rozó la hazaña, tocó la más íntima fibra… fue amor del más puro.

Pero Italia y los italianos parecen condenados también a pasar del más intenso flechazo al más antipático adiós en un pestañeo. Ancelotti se fue con más pena que gloria, a Di Matteo lo despidieron justo después de la hazaña por el gravísimo delito de no gustarle al dueño… y Conte parece destinado a correr la misma suerte.

La última derrota del Chelsea, un penoso 4-1 contra el modesto Watford, podría ser la firma del acta de divorcio. Y no sólo por el resultado, que a decir verdad no es tan atípico en la competitiva liga inglesa, sino por el modo: 21 remates para gol del Watford por 7 del Chelsea; 17 opciones creadas por el local frente a 4 del visitante…

Bakayoko y Giroud no encuentran un lugar a pesar de los millones que costaron, la zaga que era infranqueable hoy es un pudín, las respuestas en el banquillo son siempre insuficientes y la falta de libreto en el campo dejó de ser un rumor para convertirse en certeza. En la pasada temporada, por esta misma época, Chelsea era líder y tenía 10 puntos de ventaja sobre el segundo: hoy es cuarto, a 19 unidades del Manchester City.

“Está claro que es una gran decepción porque creo que nuestro partido fue muy pobre. Empezamos mal y sin personalidad. Jugamos con miedo”, declaró el cuestionado Conte al final de su derrota, la sexta de la temporada (cuando en la última sesión sólo tuvo 5 caídas contando todas las competencias).

Miedo, dice. Y sus críticos se preguntan si los desorientados ‘blues’ llegan a tener ese sentimiento por un hombre que apenas si les habla durante la semana, que ha elegido la confrontación antes que la negociación con los líderes del camerino, que se ha vuelto distante de todo y de todos, al punto que, dicen en Londres, hasta los chicos de la cantera han pedido salir del equipo, seguros de que no tendrán la opción de que el DT siquiera los mire.

“Trabajo cada día y doy el 102%. Si esto es suficiente, ok, pero de todas maneras el club es libre de tomar una decisión, no estoy preocupado”, dijo tras la última derrota, en un ataque más de una arrogancia que ya no soportan ni los directivos, el primero el ruso Abramovich, dueño del club y quien ya no le habla, según reporta el diario Marca.

El jefe le está aplicando a Conte la estrategia que ya usó con Ancelotti, Mourinho y Hiddinkk: “Su manera de actuar se repite en el tiempo. Se desconecta del entrenador en cuestión y deja de tener relación con el hasta el extremo de no hablar con el técnico de turno… Apenas hay diálogo, dejando todo en manos de Marina Granovskaia, consejera delegada del club inglés”, dice el diario.

Pues ahora resulta que nadie se acuerda de que fue Conte quien recuperó a Gary Cahill y Pedro, quien justificó la valía de N'Golo Kanté (mejor futbolista de la temporada 2016-2017), David Luiz y Marcos Alonso y quien sacó al club del tedio que le heredó Mourinho. Apuntan al más grande de sus errores: la salida de Diego Costa, héroe del último título y a quien el DT habría tratado con tal desprecio que lo habría despedido vía mensaje de texto.

Chelsea busca descaradamente en el mercado a un reemplazo para su DT y suena con fuerza el nombre del español Luis Enrique. De Italia ya no quieren nada. El amor, que siempre mal acaba.

Redacción Futbolred  

COMENTAR
GUARDAR