Lunes 20 de octubre de 2014 Actualizado hace

Noticias del Fútbol Colombiano y Copas de Fútbol internacional - futbolred.com

Búsqueda

Martes 22 de febrero de 2011 - Actualizado hace

Top 7: Grandes arqueros de la Selección Colombia

David Ospina es la nueva realidad del arco colombiano; hereda una responsabilidad que varios gigantes han llevado sobre sus hombros.

Archivo CEET

Comparta este artículo

Desde 'El Caimán' Sánchez hasta David Ospina, esta es una tierra de goleros. Estos son leyenda.

1. Efraín 'Caimán' Sánchez

El Caimán fue la primera gran leyenda del arco colombiano. Su mito comenzó cuando tapó en la Copa América de 1947, la segunda en que participó la Selección Colombia, y él evitó una humillación mayor. En ese certamen, disputado en Ecuador, Sánchez evitó una goleada frente a Uruguay (derrota 2-0), salvó los empates 0-0 con Bolivia y Ecuador, impidió una humillación mayor en el 4-1 con Chile y en el 5-1 con Perú y, si no es por él, el 6-0 de Argentina habría sido más largo.

Fue tan destacada su actuación a pesar de las cuatro derrotas y las tres goleadas que René Pontoni, una de las estrellas de la selección argentina, a la postre campeona del torneo, lo recomendó para San Lorenzo de Almagro.

Sí, increíblemente en 1948, cuando aún no se organizaba el campeonato profesional en Colombia, el arquero de la Selección tapaba en la cotizada liga gaucha y en uno de los cinco grandes.
Para muchos Efraín Sánchez ha sido el arquero más importante de la historia del fútbol nacional por sus logros internacionales (tapó también en Atlas de México) y nacionales (campeón con Medellín y Millonarios). Además, tiene el mérito de haber sido el primer guardavallas colombiano que atajó en una Copa del Mundo, al ser el portero titular de Colombia en Chile 62.

Toda una leyenda que se mantuvo por muchísimos años como el 1 de la Selección (aunque irónicamente jugó sólo 30 partidos) y que llegó a ser un técnico con grandes logros, entre los que queremos resaltar el subtítulo de la Copa América del 75 en donde dirigió al que fue su sucesor natural: Pedro Zape.

 

2. Pedro Antonio Zape

Durante los 70's y buena parte de los 80's el amo y señor del arco de la Selección Colombia fue este vallecaucano, ídolo tanto en el Deportivo Cali como en el América, poseedor de unos reflejos felinos y con un arrojo memorable.

Pedro Zape debutó con la Selección en 1972 y, salvo contados partidos, guardó la portería hasta 1985. En ese tiempo se convirtió en leyenda, especialmente por sus actuaciones en la Copa América de 1975, cuando le tapó un penal al goleador uruguayo Fernando Morena en el duelo de vuelta de las semifinales del torneo. Zape ese día atajó de todo con un hombro dislocado buena parte del juego.

Estuvo en 47 partidos con Colombia y no sólo tapó en varias Copas América, también estuvo en las eliminatorias en donde nunca logró coronar su sueño de jugar un Mundial. Sin embargo, como entrenador de arqueros estuvo al frente de la consolidación de varios de los mejores guardavallas del continente en los últimos 25 años.

 

3. René Higuita

Era un jovencito de 20 años cuando debutó en la Selección Colombia frente a Ecuador en 1987. A muchos no les convencía su estilo, demasiado liberal para los cánones tradicionales del arco, y otros no veían con buenos ojos que un arquero de menos de 1.80 de estatura tomara el lugar que por tanto tiempo había llevado Zape. Pero llegó y se quedó por mucho tiempo con el arco. Tanto así que se convirtió en un mito y le dio todo un nombre a la Selección Colombia.

En 68 partidos con la tricolor le metieron 54 goles y, dato curioso, él marcó tres. Pero más allá del dato quedan sus actuaciones memorables en la Copa América del 87, cuando todo el continente quedó boquiabierto al ver que el arquero de la sorprendente Colombia salía de su área con el balón controlado; o en el Mundial de Italia 90 en donde fue héroe frente a Alemania y villano contra Camerún, pero especialmente en el amistoso del 9 de junio de 1995 frente a Inglaterra. Ese día, en Wembley, René cometió la locura de hacer el 'escorpión', una de las jugadas más famosas de toda la historia y, por supuesto, él pasó a hacer parte de ella.

Su último partido con la tricolor fue en la Copa América de 1999 a la que fue como suplente de Miguel Calero, uno de los integrantes de una tripleta de arqueros que haría sentir a los colombianos seguros por más de diez años.

 

4. Oscar Córdoba

Con Higuita enfrascado en problemas con la justicia justo antes de la Copa América y las eliminatorias del 93, Francisco Maturana se enfrentó a un reto enorme: darle el arco de una Selección que prometía muchísimo a dos arqueros muy jóvenes que, sin embargo, tenían un presente muy prometedor. Oscar Córdoba le ganó el pulso a Faryd Mondragón por la titular y el tercer arquero fue otro gran guardavallas que frente a tal competencia pocas veces pudo mostrar su talento, José María Pazo.

El caso es que Córdoba debutó en un amistoso frente a Costa Rica en 1993 y, a partir de ahí, comenzaría una carrera notable que lo llevó a ser estrella en el exterior. En la Copa América de Ecuador en el 93, pero especialmente en la eliminatoria mundialista de ese año, tuvo una actuación notable llamando la atención del mercado extranjero. ¿Cómo olvidar el mano a mano de Córdoba con Gabriel Batistuta en el famoso 5-0 del 93? Lastimosamente su floja presentación en Estados Unidos 94 lo mantuvo en el América, club con el que logró cosas importantes.

En 1997 fue contratado por Boca Juniors en donde se convirtió en multicampeón e ídolo, y mientras seguía en su particular batalla por la titular de la Selección con su amigo y rival Faryd Mondragón que le ganó el pulso para Francia 98.

Oscar recuperaría la titular del combinado nacional en la eliminatoria a Japón y Corea 2002 y en el 2001 vivió uno de sus mejores momentos con la tricolor al coronarse campeón de la Copa América sin haber recibido un solo gol. Estuvo en la Copa Confederaciones 2003 y en las eliminatorias para Alemania 2006, año en el que dejaría la Selección tras un amistoso en Mönchengladbach contra Alemania.

En total, jugó 73 partidos en los que recibió 57 goles, un excelente promedio.

 

5. Faryd Mondragón

El segundo mosquetero de la gran generación de arqueros de los 90's no era tan familiar para el público colombiano pues en 1993 ya estaba fuera del país tapando en Cerro Porteño de Paraguay. Pero su talento sí era bien conocido en el continente y por eso pasó a Argentinos Juniors y luego, tras una etapa en Santa Fe, a Independiente en donde se convirtió en ídolo.

Sin embargo, en la Selección estaba detrás de Oscar Córdoba y como su suplente sufrió el Mundial de 1994. Su momento llegaría después de esto, cuando se consolidó en el arco de Colombia en las eliminatorias para Francia 98, Mundial en el que tuvo su momento más memorable como el guardián del arco colombiano al ser reconocido por la afición colombiana como el mejor del campo en la derrota 2-0 frente a Inglaterra, por cierto nuestro último partido en Copas del Mundo, juego en el que de no ser por 'El Turco' el resultado habría sido muchísimo más abultado.

Aún vigente, Mondragón recibió su última convocatoria el año pasado y fue titular en el amistoso frente a Estados Unidos demostrando que a sus 39 todavía puede dar una mano (fue su partido número 45 con la tricolor). Y claro, no habla de retiro, por algo firmó un contrato con el Philadephia Union de la MLS después de ser por muchos años figura en Europa con Galatasaray y Colonia.

 

6. Miguel Calero

Si bien Córdoba y Mondragón tuvieron su momento de gloria entre el 93 y el 98 con la Selección, Miguel Calero llegó en 1999 a demostrar que él también podía convertirse en el dueño del arco colombiano.

Junto a Córdoba 'El Show' fue suplente de Mondragón en el Mundial de 1998, pero luego llegó su momento y para la Copa América de Paraguay en el 99 era el indiscutido dueño de la titular. Allí se recuerda el partido en que, enfrentando a Argentina, le atajó a Martín Palermo uno de los tres penales que botó ese 4 de julio en el que la Selección se impuso por 3 a 0.

En el 2001 hizo parte de la nómina campeona de la Copa América siendo el 12 de Córdoba, pero luego volvió a ser titular y terminó siendo el titular absoluto en la eliminatoria a Alemania 2006 en donde por un gol no logró alcanzar su sueño de jugar un Mundial.

Sin embargo, sus actuaciones con Colombia le permitieron llegar al fútbol mexicano en donde se convirtió en capitán, ídolo y máximo referente histórico del Pachuca, club con el que ha sido campeón de México, Concacaf y Suramericana, siendo además el colombiano con más Mundiales de Clubes encima.

Se retiró de la Selección en el 2007 después de una pobre Copa América y tras haber jugado 51 partidos.

 

7. David Ospina

Es la nueva gran esperanza del arco de la Selección Colombia, el cual recibió de Agustín Julio, arquero que tomó el lugar de Calero para las eliminatoria a Sudáfrica 2010.

Antes de tener 20 años ya había sido bicampeón con Atlético Nacional y era parte de la Selección Colombia, sin embargo, Jorge Luis Pinto no lo llevó a la Copa América de 2007 en donde el titular fue Calero y el suplente fue Robinson Zapata. Total, ese año tuvo su primer partido en la Copa Kirin con la Selección y luego tendría otro amistoso con la Selección.

Hoy, a los 22 años y después de haber sido fijo en el remate de la eliminatoria a Sudáfrica 2010, nadie lo discute como el titular de la Selección, además de ser  uno de los arqueros más cotizados en Francia, en donde brilla con el Niza.

¿Habrá llegado un nuevo gigante al arco tricolor? Esperemos que sí...

Redacción Futbolred.com 

Comparta este artículo

Anterior Artículo 11 de 117 en Otras Competencias Siguiente

Publicidad

Partidos por televisión

Lunes 20 de octubre

Partido Hora Canal
Génoa Vs. Empoli 1:30 p.m. Fox Sports
Real Sociedad Vs. Getafe 1:30 p.m. Directv-610
West Brom Vs. Manchester 1:55 p.m. Directv-613
Quindío Vs. Unión Magdalena 6:00 p.m. Win Sports
Depor Vs. América 8:00 p.m. Win Sports

Recomendados en

Facebook

Publicidad