Otras Ligas

Santiago Tréllez podría ser sancionado en Brasil por actos de racismo

René Júnior, de Bahía, acusó al colombiano de haberlo llamado 'mono'.Será juzgado el próximo viernes

FOTO: Tomada de https://twitter.com/ECVitoria

Santiago Tréllez (der.), jugador colombiano del Vitória.

Noviembre 08, 2017

La posibilidad de que la Justicia deportiva de Brasil sancione al delantero colombiano Santiago Tréllez por injuria racial tras haber llamado a un rival de "mono" complica las posibilidades del Vitória de librarse de un descenso a la segunda división en el Campeonato Brasileño.

Tréllez, uno de los delanteros de confianza del técnico Vagner Mancini, fue denunciado formalmente el martes por la fiscalía ante el Tribunal de Justicia Deportiva (STJD) y será juzgado en una sesión de esta corte prevista para el próximo viernes.

En caso de una sanción, puede ser suspendido por entre cinco y diez partidos, por lo que se perdería el resto del Campeonato Brasileño, en el que el Vitória lucha por salir de los cuatro últimos de la clasificación, que son castigados con el descenso.

El colombiano fue el único delantero alineado por Mancini como titular en el partido de este miércoles en que el Vitória recibió al Palmeiras, el tercero en la clasificación, por la trigésima tercera jornada del Campeonato Brasileño y en el que los locales necesitan de una victoria urgente.

A sólo seis jornadas del final de la Liga, el Vitória marcha en la decimoséptima posición, con 35 puntos y a dos unidades de la salvación, por lo que necesita ascender un puesto y seguir sumando para permanecer en la primera división.

El caso de supuesta injuria racial que llevó al colombiano al banquillo de la justicia deportiva ocurrió el 22 de octubre pasado en el derbi entre los clubes Vitória y Bahía, los más populares de Salvador, la capital con mayor porcentaje de población negra en Brasil.

Al final del partido el volante René Júnior, del Bahía, acusó a Tréllez de haberlo llamado "mono", una actitud discriminatoria tipificada en el artículo 243-G del Código Brasileño de Justicia Deportiva. Además de la suspensión, el delantero puede ser condenado al pago de una multa de hasta 100.000 reales (unos 31.250 dólares).

Según la denuncia presentada por la fiscalía, "las actitudes del futbolista denunciado no se limitaron a simples insultos sino que extrapolaron los límites de lo que se espera que sea razonablemente aceptado como una simple ofensa".

Tréllez se defendió en un comentario que publicó al día siguiente del incidente en las redes sociales y en las que exhibió una foto al lado de su padre negro. "Soy hijo de un hombre negro, lo que me hace también negro. Crecí viendo a mi padre pasar por malas situaciones en el fútbol y nunca imaginé que sería el protagonista de algo así, mucho menos con mis colegas de profesión", afirmó el colombiano.

En la emoción del partido, agregó, "existen discusiones y si de alguna forma la emoción tomó cuenta de mí y lo que dije fue malinterpretado, pido disculpas. Me enseñaron desde niño que todos somos iguales. Tengo orgullo de ser negro y no hay nadie en la vida a la que admire tanto como a mi padre, que también es negro".

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido