25 años del renacimiento del fútbol colombiano

25 años del renacimiento del fútbol colombiano

Ir a Italia 1990 fue el punto máximo de exposición de la época. Así lo recuerdan los protagonistas.

Los jugadores de Colombia celebran el gol de Rincón frente a Alemania.

Los jugadores de Colombia celebran el gol de Rincón frente a Alemania.

Foto: Archivo EL TIEMPO

23 de junio 2015 , 11:52 a.m.

Fueron muchos años juntando monedas y no alcanzaba para ese tiquete; en realidad no faltaban cinco centavos para el peso, si acaso se llegaban a juntar los cinco centavos, esto hasta que apareció la generación del estratega Francisco Maturana y sus dirigidos, que pusieron a vibrar al pueblo colombiano con su actuación en el Mundial de Italia 1990. Así, quitaron ese ayuno de 28 años de velarle a otros países asistir a ese evento, la última y la que era la única, había sido en Chile 1962.

Precisamente, este martes se cumplen 25 años del último partido de ese equipo en territorio italiano, cuando quedaron eliminados al perder 1-2 con Camerún en los octavos de final, un hecho que genera tristeza, pero también alegría porque fue volver a la cumbre del fútbol mundial.

futbolred

Roger Milla de Camerún roba el balón al arquero de Colombia René Higuita. (Archivo Particular).

“Desde ahí se empezó a mirar al futbolista colombiano de otra manera, se ganó respeto de todo el mundo”, recuerda Gabriel Jaime Gómez, uno de los integrantes de esa Selección.

‘Barrabas’ también recuerda cómo fue el proceso en ese Mundial. “El debut siempre es duro, no importa el rival porque se siente la presión y afortunadamente logramos ganarle a un rival que no era muy fuerte. Después vino una selección dura, como fue Yugoslavia, y perdimos; en ese empate contra Alemania merecimos más, fuimos superiores”, expresa el exvolante.

Luego llegó ese 25 de junio en el estadio San Paolo de Nápoles, el juego de la eliminación.

“En el interior del grupo preferíamos a Inglaterra (era una de las posibilidades de cruce), porque los africanos te complican más con su potencia y velocidad, sin embargo, en el partido nos veíamos superiores, pero ellos aprovecharon sus oportunidades. Fue una bonita experiencia, pero nos quedamos tristes porque sabíamos que pudimos llegar más lejos”.

Igual pensamiento tiene Freddy Rincón, aquel ‘coloso’ de Buenaventura que a pesar del paso de los años tiene congelado ese golazo en la memoria de los colombianos (y del arquero alemán), ese al cual se la da 'play' y vuelve a erizar la piel, como si fuera algo en directo y no se supiera el desenlace.

“Los segundos que pasaron mientras que recibí el pase y se acercó Bodo Illgner iban en cámara lenta, controlé, luego tuve la tranquilidad y solté el gatillo de mi pierna derecha para pasar ese balón entre las piernas del guardameta. Es el gol más importante en mi carrera”, recuerda Rincón con el tono de un narrador.

futbolred

Fredy Rincón celebra el gol contra Alemania. (Archivo Particular).

Sin duda, este exfutbolista piensa que desde aquel momento fue otro capítulo del fútbol colombiano, con muchas páginas, el cual está en la biblioteca de todos los colombianos.

“Eso es claro, del fútbol colombiano no se hablaba tanto. Esa generación representó mucho. Teníamos el convencimiento de hacer un gran Mundial y nos quedamos con esa alegría de haberlo logrado y de jugar buen fútbol, así como con la tristeza de la eliminación porque pudimos llegar más lejos”, dijo Freddy Eusebio, quien agrega y casi que aclara, que para ese momento Camerún venía con un recorrido más importante que el del fútbol colombiano.

Aunque para ‘Barrabas’, desde antes de ese Mundial la Selección ya demostraba su buen fútbol: “El proceso comenzó desde 1987 y en esa gran Copa América que hicimos ese año en la que derrotamos a Argentina, que era el vigente campeón mundial y que tenía a Diego Maradona”, dice con orgullo el ahora entrenador de fútbol sobre un encuentro en el que él marcó el primero, que fue un golazo en ese encuentro para definir el tercer lugar. La Selección ganó 2-1. El segundo había sido de Juan Jairo Galeano.

Luis Fernando Herrera también está de acuerdo con su excompañero de Selección y Atlético Nacional.

“El proceso había comenzado desde antes de la eliminatorias para el Mundial de Italia y todo se facilitaba porque la mayoría jugábamos en Colombia y la base era Nacional. Por eso fuimos con muchas expectativas, había una gran Selección con un trabajo bien planificado y ejecutado”.

Sobre aquel partido frente a los africanos, en el que Roger Milla fue el verdugo, aún se le siente la desazón por la derrota.

futbolred

Momento del partido entre Colombia y Emiratos Árabes. (Archivo Particular).

“Tuvimos muchas opciones de gol cuando el partido iba 0-0, nosotros manejábamos el partido y ellos contragolpeaban. Fuimos superiores. Nos despedimos de un Mundial del que no merecíamos salir. Además, luego podía seguir Inglaterra, rival al que ya conocíamos porque lo habíamos enfrentado varias veces y sabíamos que podíamos hacer un buen partido. Desde ahí abrimos la puerta del fútbol colombiano”.

Finalmente, Herrera, comparando su época con esta otra generación de la Selección Colombia, expresó: “Respetando esta gran Selección Colombia con grandes futbolistas y que nos ha dejado muy bien parados, para mí, la nuestra era mucho mejor, éramos muy buenos jugadores. Teníamos la ventaja de que casi todos jugábamos en la Liga local con la base de equipos reforzados con otros grandes jugadores”, finalizó el que fue considerado el quinto mejor lateral de Italia 1990.

ANDRÉS FELIPE VIVEROS B.
Redactor de EL TIEMPO

COMENTAR
GUARDAR