Barcelona se quedó con el clásico de Miami: venció 3-2 a Real Madrid

Barcelona se quedó con el clásico de Miami: venció 3-2 a Real Madrid

Goles de Messi, Rakitic y Piqué definieron el juego en una fiesta con mucho toque latino.

El equipo catalán mostró mejor momento físico, en medio de la pretemporada.

El equipo catalán mostró mejor momento físico, en medio de la pretemporada.

Foto: EFE

29 de julio 2017 , 07:51 p.m.

Un día caliente, de 31 grados centígrados y mucha música latina, le dio la bienvenida al clásico mundial, que por primera vez se jugó en Estados Unidos.

El gol de Messi le puso picante al duelo muy temprano, cuando apenas se jugaba el segundo minuto: clásica diagonal, balón por encima de Modric y 1-0 parcial.

'Messi, Messi, coreaba la gente y se escuchaba el 'ole' apenas al minuto 5, exactamente 15 segundos antes de que Neymar inventara el segundo, un centro a Suárez que no llegó a concretar y balón libre para Rakitic, quien acompañaba la gran jugada.

¿Real Madrid? La reacción demoró hasta el minuto 13 cuando Kovacic se atrevió y encontró el descuento. Primera aproximación, gol.

Al 19 fue Benzema quien buscó el segundo, pero su remate se fue desviado. Y al 28 se lo perdió Neymar en gran llegada de Suárez. El juego no era brillante pero tenía la efectividad conocida de ambos equipos como fórmula.

Entonces, al minuto 35, llegaría una notable jugada de Asensio para salir con sorpresa, proponer una pared y rematar para el 2-2 parcial. Equipos al descanso, show de Marc Anthony e hinchas felices en la tribuna.

El complemento arrancó igual que el inicio. Barcelona más ambicioso y jugada rápida a los 4 minutos de un defensor conocido por sus incursiones en ataque: Gerard Piqué. Esta vez aprovechó un centro y sin marca definió.

Los más peligrosos intentos de empate, dos de Asensio y uno de Bale fueron controlados por el arquero Cillessen.

Al minuto 62 se fue del campo el que vinieron a ver: Lionel Messi. Sonoro aplauso al salir junto a Suárez. Diez minutos después sería el turno de Neymar, quien bien pudo jugar su último partido con la camiseta del Barcelona, a falta de una confirmación oficial sobre su situación. Para muchos fue hora de bajar el telón.

El juego fue decayendo y los sucesivos cambios le fueron quitando magia. Isco tendría una clara opción de empatar al 79 y de nuevo se iría la igualdad en un peligroso remate al 81. Pero no habría ya más tiempo y el esperado clásico en territorio americano se definiría a favor del Barcelona.

Jenny Gámez
Editora Futbolred
Miami

COMENTAR
GUARDAR