Reinventarse...

Reinventarse...

Nuestras figuras de Selección Colombia no se divierten, no sonríen, sino que sufren en la Copa.

Esteban Jaramillo, columnista invitado.

Esteban Jaramillo, columnista invitado.

Foto: Archivo ETCE

24 de junio 2015 , 07:45 a.m.

Claro, decidido y contundente James Rodríguez cuando afirma que habrá que trabajar mucho para mejorar el rendimiento colombiano en la Copa América de Chile 2015, dejando entrever debilidades en la puesta a punto del equipo antes de la competencia. “Cuando se juega mal, se paga”, dijo.

El 'niño' está triste, como Falcao o Cuadrado. El ambiente se ve tenso y, en el campo, nuestros futbolistas emblemáticos no se divierten, no sonríen, por el contrario sufren y se descontrolan.

Qué distinto el panorama al Mundial de Brasil 2014 cuando el juego era convincente, para el delirio del público apasionado y orgulloso. Se ha pasado del festivo y contagioso “Ras Tas tas”, al codazo, la provocación, el ritmo cansino, a los enredos posicionales, los fallos tácticos, el nerviosismo y a la ausencia de gol: solo uno, en tres partidos. Del trámite de juego electrizante, al intercambio de golpes, el que no forma parte de nuestro repertorio preferido.

Colombia se ha visto acorralada, sin recursos para prodigarse en el juego, en la pelea por la superioridad.

Se avecinan tres finales, con pronósticos reservados. De ganarle a la Argentina, a esperar seguramente a Brasil. De este, si no hay sorpresas, a chocar contra Chile, favorito con presión favorable, por ser el anfitrión. Tarea incómoda, titánica.

Para el efecto, el cambio de rumbo es una prioridad con el reencuentro del fútbol perdido, arruinado por ausencia de respaldo físico, o por la desconfianza en algunos de los convocados.

Cómo varía con el tiempo, el apetito de triunfo de las estrellas. Qué diferente se ve este James, comparado con aquel adolescente ambicioso que deslumbró en Brasil. Su fútbol tiene en tregua sus encantos, los que se espera aparezcan para evitar el bochorno de una eliminación.

Situación que, de producirse, será fracaso sonoro, dada la pobre exhibición de juego, por encima del resultado en sí.

Esteban Jaramillo Osorio
Especial para Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR
Personalice
Sus favoritos
Aquí puede seleccionar sus equipos y ligas favoritas para consultar noticias y estadísticas
ACEPTAR