Sin James Rodríguez, Colombia puso voluntad en lugar de creación

Sin James Rodríguez, Colombia puso voluntad en lugar de creación

Pékerman apostó a defenderse y la Selección se vio maniatada. Puso espíritu contra Inglaterra.

Juan Fernando Quintero Selección Colombia vs Inglaterra

El mediocampista Juan Fernando Quintero no tuvo ese socio que le ayudara a explotar todo su potencial.

Foto: Reuters

03 de julio 2018 , 10:06 p.m.

La ausencia de James Rodríguez para el partido con Inglaterra, en octavos de final del Mundial de Rusia 2018, obligó a José Pékerman a cambiar sus fichas, la estrategia y hasta las prioridades. Sin el ‘10’, Colombia apostó por defender su arco, mantener el cero, copar la mitad del campo en marca y buscar los espacios para contraatacar, con Juan Guillermo Cuadrado y Juan Fernando Quintero respaldando a Falcao García, el único atacante en punta.

La Selección cumplió en los primeros 45 minutos con las tareas defensivas. Pero en la producción ofensiva falló: Quintero se vio muy solo, tuvo que bajar a la primera línea de volantes y enviar pelotazos largos para distribuir el balón; Cuadrado no pudo hacer la jugada individual de costumbre, tampoco desbordó; mientras que Falcao hizo lo que ha venido haciendo en Rusia, luchar contra los defensores rivales.

En el segundo tiempo el libreto era el mismo. Pékerman mantuvo a sus tres volantes de marca y siguió valorando su arco, sacrificando la búsqueda de la portería del frente. Al minuto 12, un penalti cobrado por Harry Kane puso en desventaja a Colombia y en ese momento se cambió el planteamiento. Carlos Bacca, Mateus Uribe y Luis Fernando Muriel ingresaron por Jefferson Lerma, Carlos Sánchez y ‘Quinterito’, este último exhausto por su despliegue.

La Tricolor no encontró el camino para dominar con fútbol, pero utilizó una de las armas que más se destacan en nuestro país: las ganas, la fuerza de voluntad, el coraje y el sacrificio; dejaron hasta la última gota de sudor por la camiseta y llegaron al empate en el último minuto, empujados por Mateus, por Mina y por los demás, que no desistieron.

La cruel lotería de los penaltis dejó afuera a Colombia, que puso el alma cuando la cabeza no estuvo clara en este sufrido partido contra los ingleses.

COMENTAR
GUARDAR