Viernes 31 de octubre de 2014 Actualizado hace

Noticias del Fútbol Colombiano y Copas de Fútbol internacional - futbolred.com

Búsqueda

Lunes 16 de julio de 2012 - Actualizado hace

Yo también me puse la camiseta de Santa Fe (opinión)

Así celebraron los jugadores de Santa Fe un nuevo título de la Liga Postobón luego de 37 años.

Así celebraron los jugadores de Santa Fe un nuevo título de la Liga Postobón luego de 37 años.

Comparta este artículo

La felicidad de cumplir el objetivo no tiene tamaño ni precio. Era un deber ser campeón.

Todos los miedos, todas las dudas y toda la ansiedad de la hinchada de Santa Fe quedaron sepultados a las 8 de la noche del domingo 15 de julio de 2012, cuando el árbitro Wílmar Roldán pitó el final del partido disputado en el estadio El Campín y que le dio al equipo 'cardenal' la séptima estrella de campeón del fútbol colombiano.

Entonces, hubo un grito increíble en el estadio. Fue como un rugido ensordecedor que nunca antes se había escuchado allí y que liberó a los hinchas de 37 años de aguante, de quedarse con la palabra campeón atorada en la garganta y sufriendo una tras otra decepción.

Casi en seguida llegaron los abrazos fuertes y prolongados, el llanto incontenible. Mientras unos reían de júbilo con la cara bañada en lágrimas, otros saltaban o gritaban o repetían sin cesar la palabra campeón. Fue una orgía de felicidad.

¡Qué momento!. Para muchos seguidores de Santa Fe, la mayoría quizás, significó el primer título de campeón y no el séptimo, porque su vida de hinchas estaba alimentada de ilusiones reprimidas y de recuerdos gloriosos, casi todos en blanco y negro o en páginas amarillentas de periódicos, porque hace 37 años no habían nacido o eran muy pequeños.

Así entiendo la felicidad del hincha santafereño. Y la conozco bien desde 1995, cuando fui Jefe de Prensa del club 'cardenal' y ejercí el cargo durante poco más de un año, en el que tuve la fortuna de conocer seguidores jóvenes y viejos, ricos y pobres, buenos y malos, asi como directivos que amaban la institución y otros que solamente querían desangrarla.

Entonces conocí al Wilson Gutiérrez jugador. El hoy técnico campeón no era precisamente un dechado de virtudes en la cancha. Además manejaba un perfil bajo, era de pocas palabras, no se le veía liderazgo ni 'pasta' de entrenador. Eso sí, siempre se entrenaba 'a muerte', era muy disciplinado y muy respetuoso con todo el mundo.

Por eso admito que cuando llegó a ser técnico de Santa Fe no le creí, no le vi futuro y ante el flojo arranque del equipo en el Apertura, me atreví a sugerirle al presidente del club, César Pastrana (con quien he compartido largas charlas de fútbol y varios momentos buenos y malos al frente de la institución), que pensara en alguien para reemplazar a Gutiérrez; le di el nombre de Leonel Álvarez.

Fue un riesgo, y cuando se arriesga así, se puede ganar o perder. Quien ganó fue Wilson Gutiérrez. Para él, especialmente, mis felicitaciones. Y mis disculpas también. Se las ofrezco en esta misma columna donde pedí que lo cambiaran, y porque muchos hinchas de Santa Fe me lo han pedido con insistencia a través de Twitter.

Cuando trabajé para Santa Fe como Jefe de Prensa, me puse la camiseta del equipo. Y fue un orgullo para mí como periodista. Entonces entendí lo que significan los colores rojo y blanco, el ta ta ta de la corneta en El Campín y ser el primer campeón del fútbol colombiano.

Pero, por eso mismo, también en esta columna me atreví a decir que Santa Fe tenía la obligación de ser campeón en la final frente al Deportivo Pasto y que era desigual la pelea por la estrella. Recibí todo tipo de insultos y hasta calumnias de hinchas que han trabajado en esta casa editorial.

Pero el fútbol y varios personajes clave en esta historia me dieron la razón. "Si no se da el título ahora, no va a ser nunca", le dijo a Futbolred.com Alfonso Cañón, el más grande jugador de Santa Fe en su historia. "A Pasto le faltó jerarquía e identidad", le reconoció a este mismo portal José Flabio Torres, el DT del cuadro nariñense, minutos después de perder el título.

El domingo estuve en El Campín y vibré con el increíble momento posterior al pitazo final del partido. Como amante del fútbol, como periodista y como el Jefe de Prensa 'cardenal' que alguna vez fui, también me lo gocé, fue inolvidable. Para Santa Fe, ser campeón era imperativo, una realidad de ahora o nunca.

GABRIEL BRICEÑO FERNÁNDEZ
Editor de Futbolred.com
gabbri@eltiempo.com
En Twitter: @gabbritter

Comparta este artículo

Anterior Artículo 20 de 91 en Liga Postobón Siguiente

Publicidad

Partidos por televisión

Viernes 31

Partido Hora Canal
Deportivo Vs. Getafe 2:30 p.m. Directv-610
Schalke 04 Vs. Augsburg 2:25 p.m. Espn 3

Recomendados en

Facebook

Publicidad