Messi, de ahijado de Ronaldinho a padrino de Dembelé

Messi, de ahijado de Ronaldinho a padrino de Dembelé

El argentino repite con el francés su historia, cuando llegó al primer equipo del Barcelona, de la mano del brasileño.

Messi y Dembelé

El maestro y el alumno en el FC Barcelona.

Foto: Tomado de Twitter @FCBarcelona_es

16 de marzo 2018 , 08:24 a.m.

La clasificación a los cuartos de final de la Champions League no fue sólo un trámite para Ousmane Dembelé, quien descubrió una faceta de Lionel Messi que no muchos pueden disfrutar: la de padrino.

Messi se dedicó especialmente a señalarle al francés qué movimientos debía hacer, dónde debía ubicarse, cómo retroceder y cuándo salir y, más que nada, le puso el pase de su primer gol con la camiseta azulgrana. Dembelé tiene 20 años de edad… tendrá 70 y recordará para siempre ese instante de felicidad y ese cálido abrazo de su ídolo.

Hay que remontarse al año 2005 para ver esa misma película, pero con distintos protagonistas: el primer gol oficial que marcó el chico Messi, a sus 17 años, se lo hizo al Albacete en un partido liguero que se jugó en mayo y el autor de esa asistencia fue Ronaldinho.

“Su primer gol fue jugando a mi lado, el pase fui yo quien lo dio. Siempre me acuerdo de nuestros momentos jugando juntos y ahí empezó su carrera profesional. Ser parte del inicio de su historia para mí es algo que recuerdo con mucho cariño. Yo lo estaba buscando, le estaba mirando y las cosas salieron bien”, recordó Ronaldinho en una entrevista para el Daily Mail.

thumbnail text
Ronaldinho y Messi
El brasileño dio asistencia en primer gol del argentino con Barcelona.

¿Qué si lo recuerda Messi? Hasta el más pequeño detalle: “Fue increíble por haber hecho el primer gol, por el festejo que salió todo muy natural, yo no sabía qué hacer en ese momento, vino él y me subí en la espalda, todo lo que vino después fue un momento increíble”, contó el argentino.

“Todo el camarín me recibió bien, pero él (Ronaldinho) me recibió de una manera espectacular. Entrar en ese vestuario no era fácil y me lo hizo todo mucho más fácil. Estaba muy cómodo, muy suelto por cómo me hacían sentir no solo Ronnie sino todo el vestuario”, añadió.

Ronaldinho supo siempre la clase de estrella que apadrinaba y por eso él mismo pidió, a su salida del club, que su camiseta la luciera Leo: "Pude ver cuando Leo aún era muy joven que iba a ser el mejor. Era increíble ver a ese niño hacer que la mayoría de los futbolistas solo podían soñar… El único reproche es no haber jugado más temporadas con él”, diría el crack que cambió primero y para siempre la historia del equipo ‘culé’.

Hoy es Messi quien orienta a quien puede tomar su testigo en el futuro en el FC Barcelona.

El argentino ya está en la cima y a sus 30 años vive plácidamente del fútbol y escribe cada día un capítulo más de su leyenda. El chico Dembélé soporta la presión de ser el segundo fichaje más caro de la historia de su club (140 millones de euros, detrás de los 160 de Coutinho) sin haber dado la imagen de costar tanto, pues en 12 juegos acaba de estrenarse como artillero.

Ha sido víctima de las lesiones, no habla español, tiene apenas 20 años… Pero él y sólo él tiene lo que el planeta fútbol anhela: ¡La bendición de Lionel Messi!

COMENTAR
GUARDAR
Personalice
Sus favoritos
Aquí puede seleccionar sus equipos y ligas favoritas para consultar noticias y estadísticas
ACEPTAR