Barcelona es campeón de España, en una temporada con récord incluido

Barcelona es campeón de España, en una temporada con récord incluido

La primera corona de Ernesto Valverde y la última de Andrés Iniesta, un símbolo del equipo catalán.

Barcelona campeón de España

Es el título 25 del equipo azulgrana en la liga española. Real Madrid sigue comandando el listado de campeones, con 33 coronas.

Foto: Reuters

29 de abril 2018 , 07:09 p.m.

El nuevo título liguero del FC Barcelona redondea un decenio de lujo para la entidad catalana, que firma así su séptima Liga en diez años y ésta, además, llega con el récord de haberla conseguido sin perder ni un solo partido. El récord, no obstante, es aún más amplio, ya que a los 34 partidos sin perder en esta Liga se añaden los siete del último tramo final del año pasado.

Esta trayectoria brillante en cuanto a encuentros sin conocer la derrota, vivió un momento culminante hace unas jornadas cuando los azulgrana acabaron con una marca que la Real arrastraba desde principio de los años ochenta del siglo pasado, cuando estuvo 38 jornadas invicto.

El que ya es el 25 título de Liga también se escribirá en la historia del club catalán como en el que Andrés Iniesta dijo adiós a la entidad azulgrana tras 22 años vestidos de blaugrana. Después de algunos años en los que el capitán azulgrana empezaba a notar el peso de los cientos de partidos en sus botas, el nuevo entrenador barcelonista, Ernesto Valverde, ha sabido sacar lo mejor del manchego, haciéndole completar una Liga excepcional, no exenta de alguna lesión, pero no tan acusadas como en campeonatos anteriores.

Esta también ha sido la Liga de Ernesto Valverde, la primera que alcanza en la Liga, pues en el campeonato heleno se hizo con tres cuando fue preparador del Olympiacos. Además, Valverde firma en su estreno como preparador de los barcelonistas un doblete, poniéndose casi a la altura de los estrenos de sus predecesores, Josep Guardiola, que entró en el banquillo con un triplete (Liga, Copa y Champions), misma hazaña que alcanzó Luis Enrique hace tres temporadas en su debut.

No obstante, el curso de Valverde llevará la mancha negra de la Liga de Campeones. En el barcelonismo, igual que se va celebrar el doblete por todo lo alto, también se carga con la penitencia de haber caído un año más en los cuartos de final de la Liga de Campeones, aunque esta vez con el dolor de haberlo hecho contra un rival claramente inferior, como es el Roma, y después de haber desaprovechado un 4-1 del Camp Nou, para perderlo en el Olímpico por un irreprochable 3-0.

La respuesta a aquel varapalo ha sido levantar la Copa del Rey un sábado, contra el Sevilla (0-5), y celebrar la Liga en el campo del Deportivo, a la semana siguiente. En cuando a juego, este no ha sido el mejor año del Barça. De toda la temporada, quedará la exhibición en el partido contra el Sevilla (0-5) en la Copa, cuyo fútbol recordó las mejores tardes de balompié que vivió el Barça, de la mano de Josep Guardiola, en que a un buen partido se sucedía otro de mejor nivel.

El Barça se ha hecho este año con Philippe Coutinho, Ousmane Dembelé, Paulinho, Nelson Semedo, Thomas Vermaelen, Yerry Mina, Gerard Deulofeu, Marlon, Sergi Samper, Cristian Tello, Munir El Haddadi y Douglas. De todos ellos, sólo Coutinho ha acabado teniendo perfil de titular, condición que se espera que se incremente el año que viene ante la marcha de Iniesta.

Los seis últimos fueron repescados de cesiones y vendidos o vueltos a ceder. Por otra parte, la baja de Neymar ha acabado siendo la más acusada, por su juego y goles, mientras que otros dos futbolistas como Javier Mascherano y Arda Turan acabaron abandonando la entidad a media temporada por falta de continuidad, y concretamente en el último caso, por acabar siendo un futbolista irrelevante, que ni entraba en las convocatorias.

Ante este panorama, Valverde ha tenido un equipo titular casi calcado al que le dejó Luis Enrique, que al final ha ido de más a menos, y en el que la presencia de La Masia ha vuelto a ser testimonial, con el asentamiento definitivo de Sergi Roberto (lateral derecho), pero fuera de su ubicación natural (centrocampista).

Al final, el Barcelona ha vuelto a ser, principalmente, el equipo que ha sido Messi, el santo y seña de un grupo al que sigue dado nivel, goles y títulos.

COMENTAR
GUARDAR