Liga de España

Gareth Bale, de lesión en lesión, es un gasto mayor a la inversión

Acumula 19 en cinco temporadas con el Madrid y se perdió, hasta el momento, 73 partidos oficiales.

FOTO: EFE

Bale llegó a su lesión 19 en cinco temporadas que lleva con el Real Madrid.

Noviembre 12, 2017

La carrera de Gareth Bale en el Real Madrid en lugar de estar marcada por goles y títulos, está dando de qué hablar por las recurrentes lesiones. El equipo merengue informó este viernes que el mediocampista galés sufrió una rotura fibrilar en el tercio medio del músculo aductor de la pierna izquierda. Es la lesión número 19 en cinco temporadas y estaría, por lo menos, de cinco a seis semanas por fuera de las canchas.

En 2013, Bale llegó como una apuesta de Florentino Pérez por más de 100 millones de euros y pasó a ser el jugador más costoso de la historia del club. Sin embargo, por sus molestias físicas solo ha jugado el 55% de los minutos totales de los encuentros durante su estadía en el equipo blanco. Según informó un estudio del diario ‘As’, al Madrid le cuesta 1.060 euros cada partido del futbolista, juegue o no juegue.

Una inversión con un costo alto

Aparte de la suma que costó adquirir al jugador, el conjunto merengue por campaña le entrega un salario de 16.7 millones de euros, más 18 que cobró en bruto en sus primeras tres temporadas y 22 que percibe luego de su renovación del año pasado.

En consiguiente, del 2013 al 2016 Bale recibió 34.7 millones y desde la temporada pasada (2016/17) le ingresan 38.7 millones. Durante el 2017 el Madrid desembolsó 168.6 millones para un total de 159 partidos disputados por el extremo. Cada minuto, así no esté presente en el campo de juego, le sale al club por unos 13 euros aproximados.

Si bien es cierto que en los 1.531 días que lleva el galés en los merengues, fue parte de la obtención de tres Champions (marcó en la décima), una Copa del Rey, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa, una de España y una Liga; el rendimiento de Gareth Bale no ha colmado las expectativas de una afición que poco a poco se acostumbra a verlo más por fuera de las canchas que en el mismo estadio Santiago Bernabéu.

Redacción Futbolred

Sigue bajando para encontrar más contenido