Liga de España

"La única manera de presionar al líder es ganar todo": Luis Enrique

Con un partido menos, Barcelona está a seis puntos del Real Madrid, que ocupa el primer lugar.

FOTO: EFE

Barcelona se prepara para debutar en la Liga en el 2017.

Enero 07, 2017

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, aseguró que la "única manera de presionar" al Real Madrid, líder de la Liga, es ganando los partidos que quedan y, ello implica, en su opinión, una "obligación" por parte de su equipo.

El preparador del equipo azulgrana admitió, en la rueda de prensa previa al encuentro que este domingo disputará contra el Villarreal, que su equipo todavía tiene margen de error, si bien reconoció que su equipo no se encuentra en la situación que le gustaría estar.

"Sí (que hay margen de error), seguro que no hay ningún equipo que gane todos los partidos de Liga. Pero es evidente que no estamos en la situación que queremos estar y la única manera de presionar al líder es ganando todos los partidos y eso implica obligación", explicó.

Visitan los azulgrana el Madrigal después de la derrota en San Mamés (2-1) en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey, un partido en el que Luis Enrique terminó satisfecho con sus jugadores, a pesar de la derrota.

"Creo que tuvimos buenas ocasiones, buenas oportunidades y que el equipo mereció por lo menos un empate. El rendimiento fue el adecuado y no cambia para nada el planteamiento con vistas al partido de mañana", precisó.

A lo largo de la comparecencia, fue preguntado repetidamente por el arbitraje frente al Athletic Club, por una eventual sanción de Piqué por sus declaraciones criticando la actuación del colegiado Fernández Borbalán y por si el Comité de Competición debería actuar de oficio por la presunta agresión de Aritz Aduriz a Umtiti.

En este sentido, el asturiano no quiso valorar la actuación del colegiado, pero insistió en la necesidad de ayudar al colectivo arbitral. "Estoy a favor de cualquier cosa que beneficie al equipo arbitral, que beneficie al fútbol espectáculo y cualquier cosa que proteja a los futbolistas", subrayó.

Con lo sucedido en San Mamés olvidado, ya piensa Luis Enrique en el Villarreal, un equipo "capaz de hacer goles y rocoso en defensa", según analizó.

"Ellos quieren el balón como nosotros y no nos lo van a regalar. Vamos a necesitar una muy buena presión y ser fiables y precisos en la circulación del balón", opinó el entrenador azulgrana, quien añadió que "viendo lo que vi a San Mamés, esta es la línea a seguir durante toda la temporada".

Luis Enrique cerró la comparecencia con una respuesta un tanto enigmática. Al ser preguntado por las dificultades de su equipo en ganar en los inicios de año desde que dirige el banquillo azulgrana, ha sacado pecho de los ocho títulos conseguidos en los últimos dos años y medio.

"Yo preguntaría mejor cuántos títulos ha ganado el Barça de Luis Enrique en estos dos años y te saldrá la suma de títulos de este año", zanjó.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido