Santa Fe, el 'encargado' de recuperar jugadores indisciplinados

Santa Fe jugadores para regenerar
Liga Águila Enero 04, 2017

Wílder Medina, Luis Quiñones, Daniel Torres y Luis Carlos Arias, entre otros, fueron parte del club.

FOTO: Archivo ETCE

Sus antecedentes no eran los mejores, pero en el equipo 'cardenal' confiaron y les dieron una nueva oportunidad.

Johan Arango cuando está en las canchas es sinónimo de creatividad, explosión, ataque y gol. Pero fuera de las mismas su nombre ha causado polémica por su rebeldía, sus escándalos en fiestas, por manejar en estado de embriaguez o por las ausencias en los entrenamientos.

Pero eso no ha impedido que el volante vallecaucano haya llegado a Santa Fe, que bajo el aval de su presidente, César Pastrana, firmó su contrato y será refuerzo del equipo para los compromisos de los torneos domésticos y la Copa Libertadores, uno de los objetivos del club bogotano.

Incluso, desde mayo de 2016, el directivo ya le había hecho el guiño al volante, pero el jugador terminó en el Pasto, luego de salir del Medellín por incumplir el código de disciplina.

El máximo dirigente es una persona con mucha experiencia en estos temas y por eso decidió traerlo a la casa cardenal, con el visto bueno del DT Gustavo Costas. Pastrana, más que las funciones de presidente de la institución, se ha convertido en una especie de papá de los jugadores, y más para aquellos que han aterrizado al equipo con antecedentes de indisciplina.

No es la primera vez que el presidente Pastrana se la juega con contratar a futbolistas que han llegado con problemas disciplinarios. Él sabe que con la confianza se les da una nueva oportunidad a los jugadores. Tal fue el caso de Wílder Medina, quien tuvo un par de episodios dramáticos debido al consumo de marihuana. Sin embargo, el atacante respondió y dejó huella en el equipo hasta que llegó a un límite y le fue imposible seguir.

“Les doy oportunidades a los jugadores porque pienso primero en el ser humano. Lo de Medina fue una cosa especial. Mientras lo tuve acá controlado, su conducta adentro y afuera de la cancha, en el camerino, en la concentración, fue de 10 puntos. Yo lo encarrilé. Un gol de él contra Gremio significó una entrada de 3 millones de dólares al equipo al pasar a los octavos de final de la Libertadores en mayo del 2013”, dijo Pastrana en entrevista con EL TIEMPO.

En esa misma cuerda estuvo Daniel Torres, quien tuvo serios problemas de alcoholismo que por poco acaban con su carrera deportiva. Hoy, en el Alavés de España, es un hombre entregado a la devoción, con muchas virtudes, con excelentes condiciones técnicas y una vida espiritual plena.

“El que más guerra me ha dado y me dio fue Daniel. Tuvo una falla tras otra. Fue muy difícil al comienzo: me daba espectáculos en la vía pública, recuerde que me lo devolvieron de Nacional. Ahora, Daniel tiene una vida espiritual sensacional, es un nuevo ser humano. Incluso era el guía espiritual del equipo, el que lideraba las oraciones y la unión en la familia roja. Hoy, incluso, lo reclaman para la Selección Colombia”, recordó Pastrana.

De ese grupo de ‘ovejas negras’ que pasaron por Santa Fe con buen suceso también están Luis Páez, Jéfferson Cuero, Luis Quiñones, Yámilson Rivera y hasta Luis Carlos Arias, quien en sus inicios tuvo problemas con las copas de más, pero hoy es un jugador recuperado y rendidor en todos los equipos en los que ha militado.

¿Cuál es la fórmula del presidente Pastrana? “Lo primero que observo siempre es la condición humana. Después valoro su condición deportiva. Y por mi trato y mi manera de ser, establecemos un compromiso basado en esos dos aspectos”, explicó el directivo.

“El compromiso que he recibido de todos ellos es tal, que ellos saben que yo me la juego por ellos, que les doy la confianza de estar en esta familia. Yo les digo, ‘si tienen dificultades, llámenme; si tienen problemas, llámenme’. Siempre he estado cuando ellos me han necesitado y por eso ellos nunca me han fallado. Y a pesar de que han tenido antecedentes, son todos unos excelentes seres humanos y unos grandes futbolistas”, aseveró.

La llegada de Arango será una nueva oportunidad para el jugador. “Johan firmó el contrato en Cali, al lado de sus empresarios, ‘Pilo’ Marín y Luis Bedoya. Luis Quiñones, con quien disfruta por estos días de la Feria, le prestó una vieja camiseta, en la que no están algunos de los patrocinadores de hoy, y esa imagen la subió a redes”, contó Pastrana.

“Les comparto que mi 2017 va a ser ‘cardenal’. Siempre de la mano de Dios, porque sin Él no somos nada”, escribió Arango en su cuenta de Twitter.

EL TIEMPO / DEPORTES

Publicidad