"Es difícil que yo tire la toalla. Me gustan los retos": 'Nano' Prince

"Es difícil que yo tire la toalla. Me gustan los retos": 'Nano' Prince

El entrenador del Deportes Quindío habló del crecimiento por el que atraviesa su equipo.

El 'Nano' estuvo muy cerca de ascender al Quindío el año pasado, pero falló en la puntada final.

El 'Nano' estuvo muy cerca de ascender al Quindío el año pasado, pero falló en la puntada final.

Foto: Archivo ETCE

20 de agosto 2015 , 12:39 p.m.

Miguel ‘El Nano’ Prince vive momentos de satisfacción y respiro en un Torneo Águila que no ha sido nada fácil para el Deportes Quindío, pues ha sufrido una serie de altibajos que muchas veces lo han puesto en el ojo del huracán. Hoy, el conjunto ‘cuyabro’ está dentro del grupo de los ocho finalistas por primera vez en todo el campeonato y anda en una racha positiva de cuatro victorias en línea.

FUTBOLRED habló con Prince, quien a sus 58 años, y con una extensa hoja de vida en el fútbol, es uno de los técnicos importantes del Torneo de la Primera B.

Apoyado en toda esa experiencia, el nortesantandereano contó detalles de su ciclo con el Quindío en este 2015 y de sus deseos de regresar con los de Armenia a la Liga Águila.

¿Cómo o por qué cambia el equipo de un semestre a otro?

Es muy difícil ser tan preciso en este tema. Se organiza un plan de trabajo durante el año para mantener un buen ritmo en los jugadores, pero estas cosas del rendimiento son tan inciertas que hay fechas en donde se sube y somos el mejor equipo, y otras, en donde no se juega bien y estamos generando las críticas de gran parte de la afición.

Pero pienso que el tiempo de trabajo como equipo durante todo el año, una buena pretemporada que nos sirvió para ajustar muchas cosas en el sistema de juego y la llegada de los refuerzos que nos han dado una mano importante y se han amoldado muy bien en lo que queremos.

¿Cuáles cree que fueron los motivos que llevaron al Quindío a tener un primer semestre tan flojo?

Yo he pensado que el aspecto psicológico nos golpeó notablemente. No se trata de sacar excusas, pero haber perdido esas tres finales de manera consecutiva (la primera contra Jaguares de Córdoba, luego contra Uniautónoma la promoción y el cuadrangular de ascenso en enero) afectó la condición anímica del equipo y eso se vio en el rendimiento de los jugadores, quienes vieron dejar ir todos su objetivos en tan solo dos meses.

En esos momentos en el que los resultados no se daban, ¿pensó en renunciar como entrenador del Quindío?

Para que yo tire la toalla, es difícil. De las experiencias que más he valorado en esto del fútbol, es afrontar retos, y entre más complicados, mejor. He tenido momentos complicados desde que entré al cuento de la dirección técnica, pero creo que la mejor forma de salir adelante, es respaldando los procesos y a los jugadores. Si por cada momento difícil, hay que hacerse a un lado, entonces uno no duraría ni tres meses en cada cargo.

Las críticas han sido fuertes y los reclamos por parte de la afición se han sentido en el equipo, pero creo en este grupo de muchachos y hoy ya están sacando adelante este reto. No puedo negar que dentro de la cancha se les ve actitud, correr y meter ganas por poner al Quindío en el sitio que se merece.

¿Qué cree que aún le falta a este Deportes Quindío?

A pesar de que hemos sumado 12 puntos de los últimos 12 en disputa, y hemos tenido un crecimiento futbolístico, tampoco podemos entrar en el triunfalismo o en el exceso de optimismo. Se está jugando bien, la imagen de este Quindío es más positiva, pero aún quedan muchas cosas por mejorar.

Yo creo que falta adaptarnos mucho más a lo que se desea en el equipo y al fútbol que realmente se busca. Se ha visto un cambio en la mentalidad, pero aún nos falta pulir algunos detalles en nuestro sistema de juego; pero estoy convencido de que lo iremos mejorando con el pasar de los partidos.

¿Es optimista y cree que el equipo se mantendrá dentro de los ocho de acá hasta el cierre de esta primera fase?

Sí, soy optimista y creo en el trabajo que se ha venido realizando. Hemos logrado recuperar en estas fechas varios de los puntos que perdimos durante el primer semestre y el equipo ha ido encontrando su nivel. Y la razón por la que me animo a estar así, es porque estoy seguro de que estos jugadores pueden dar mucho más, los conozco y tengo la ilusión de que así será.

Por ejemplo, la próxima fecha tendremos una prueba de fuego que es muy importante para nosotros. Vamos a enfrentar al líder, el Atlético Bucaramanga, allá en su casa y será un duelo que nos va a medir y saber en qué punto estamos y de qué somos capaces en estos momentos. La idea es seguir extendiendo esta racha y alcanzar esos 15 puntos en línea para estar más cómodos en una tabla de posiciones que cada vez se pone más apretada.

César Dussán
Especial para Futbolred

COMENTAR
GUARDAR