"América es un gran reto, aquí quiero darme a conocer": David Cortés

"América es un gran reto, aquí quiero darme a conocer": David Cortés

El nuevo refuerzo de América le contó a FUTBOLRED sus experiencias en el fútbol y sus expectativas.

Con 23 años, Cortés quiere figurar en el fútbol colombiano.

Con 23 años, Cortés quiere figurar en el fútbol colombiano.

Foto: Archivo

27 de junio 2015 , 07:15 a.m.

Es de aquellos jugadores colombianos que se dieron a conocer primero en el ‘viejo continente’ y luego regresaron al fútbol de su país para dejar a un lado el anonimato y demostrar que cuentan con condiciones para brillar. David Cortés Armero es un delantero de 23 años que llegó a América de Cali con la ilusión de aportar con sus goles al ascenso de los ‘escarlatas’.

A pesar de su corta edad, el bogotano, quien proviene de los Correcaminos de México, ha jugado también en el fútbol de Letonia, Moldavia, Rusia y Ecuador. También es un conocedor de la primera B: ha pasado por el Unión Magdalena, Deportivo Pereira y ahora, con América, quiere darse la oportunidad de llegar a la primera división, anhelo que ha intentado hacer realidad desde que dejó su casa para construir una carrera como deportista.

Un futbolista con su trayectoria, ¿por qué decide regresar y jugar en la primera B?

Lo hice con el deseo de encontrar lo mejor para mí y para mi carrera deportiva. Luego de cuatro años en el exterior, sentí la necesidad de retornar y darme una oportunidad en el fútbol colombiano. Tengo que aceptar que me dio duro estar tanto tiempo lejos de la familia y de mi hogar y eso es un asunto que empuja.
Además, me sentí engañado en Europa y eso me generó desconfianza. Al desconocer el idioma, los empresarios me mentían y me hacían firmar de todo. Ellos no cumplieron los acuerdos o cambiaban las reglas de juego del contrato, sacaban provecho y luego uno terminaba perjudicado desde lo económico y desde lo deportivo. En mi país quiero darme a conocer y soy consciente de que toca empezar desde abajo y todo a su debido tiempo.

¿Cómo lo ha recibido América y qué expectativas tiene con el equipo?

Ha sido un recibimiento muy cálido, todos estamos concentrados y metidos en el objetivo de ascender al club a primera, eso nos hace crear unos buenos lazos de amistad y unión. Además el ‘profe’ Velasco y los compañeros me han dado toda la confianza para sentirme cómodo y así poder demostrar lo mejor de mí.

Mis expectativas son muy altas, este es uno de los grandes retos en mi carrera deportiva. Vestirme con esta camiseta con tanta historia, sentir la presión de los hinchas y cumplir el objetivo de llegar a primera, son motivos para exigirme al máximo y es una oportunidad de ponerme a prueba como jugador. Todo esto da madurez y a veces hasta supera lo que uno enfrenta en el exterior.

¿Existe alguna relación entre el fútbol de Letonia, Moldavia o Rusia con el que ha disputado en la primera B?

No, la verdad es muy poco lo que se puede comparar. El fútbol de allá es muy duro, son tipos de 1,90 o 2 metros de altura, lentos y poco técnicos; a esos grandulones les falta más dominio (risas). El fútbol de acá es mucho más táctico, tiene más técnica y los jugadores tienen la capacidad de pensar más rápido dentro del terreno de juego.

Recuerdo que cuando estaba en el Salyut Belgorod de Rusia, compartía en el equipo con otros tres colombianos. Marcábamos la diferencia por el estilo de jugar, ya los rusos nos reconocían y, cuando nos veían en la cancha, nos decían el Spartak Colombia (risas). Sin dudas, así sea la primera B, nosotros tenemos muchas más ventajas, nuestro fútbol es superior y más elaborado.

¿Qué anécdotas le dejó su paso por el continente europeo?

Fuera de la nieve y el frío en Rusia y Letonia, que llegaba hasta la mitad de la casa en donde vivía (risas), viví un momento cómico y que me generó mucha angustia, pero que siempre recuerdo. Una vez en el gigantesco aeropuerto de Rusia, listos para viajar a un partido del campeonato, perdí mi Ipad y quedé incomunicado. Ya sin el aparato en las manos, no tenía cómo hablar con mis compañeros y encontrarme con ellos en ese sitio tan grande. Yo no sabía moverme en ese aeropuerto y empecé a caminar por lado y lado e intentaba comunicarme con la gente para que me ayudaran.
Pero al ver que ni ellos y ni yo nos hacíamos entender, empecé a usar las señas y hasta las maromas para intentar hacerme entender, pero la gente solo se reía viéndome en esas. Imagínese, un morenito allá en Rusia con esa cantidad de muecas (risas). Hasta que tuve la suerte de encontrar a una persona que tenía alguna idea de español, me prestó su computador y así me pude comunicar con los muchachos del equipo y tomar un nuevo vuelo para alcanzarlos.

¿Cuál o cuáles equipos ve cómo los más fuertes en este Torneo Águila?

No se puede negar que este es un campeonato que ha subido su nivel de una manera notoria. Cada vez los equipos se hacen más fuertes, pero por lo visto en esta primera parte, no se puede negar que el Atlético Bucaramanga, Leones F.C., Deportivo Pereira y Real Cartagena se perfilan para dar la pelea.

César Dussán
Especial para Futbolred

COMENTAR
GUARDAR