Con dos goles tempraneros, Águilas Doradas derrotó 2-0 a Cúcuta

Con dos goles tempraneros, Águilas Doradas derrotó 2-0 a Cúcuta

Cléider Alzate fue el autor de los tantos, marcados al minuto cuatro y ocho del primer tiempo.

En la próxima fecha, Águilas visitará a Cortuluá.

En la próxima fecha, Águilas visitará a Cortuluá.

Foto: Archivo EL TIEMPO

01 de noviembre 2015 , 10:57 a.m.

 Águilas Doradas y Cúcuta protagonizaron este domingo, en el estadio Alberto Grisales de Rionegro, un duelo de equipos sin opciones para clasificar a los mejores ocho del torneo. Sin embargo, fue un partido en el los locales tomaron la iniciativa y las emociones llegaron muy temprano.

No habían pasado los primeros diez minutos de partido cuando el equipo antioqueño ya ganaba por dos goles. Ambos tantos fueron marcados por Cléider Alzáte, el ‘10’ de los locales fue la figura de un partido en el que Cúcuta, ya condenado al descenso, jugó desordenado y sin motivación.

Los ‘motilones’ solo en los primeros 45 minutos llegaron dos veces al arco defendido por Osvaldo Cabral. Por su lado, las opciones creadas por Águilas eran peligrosas, de las cuatro opciones que creó en la primera parte, dos terminaron en gol.

El primer gol, tan solo a los cuatro minutos de haber comenzado el partido, fue un buen una ‘pintura’ de Alzáte, quien a pase de José Lloreda y de media distancia con su zurda colocó el balón en el palo izquierdo de la portería de Sergio Avellaneda.

Tan solo cuatro minutos después, Cléider recibió el balón en la mitad de la cancha, cabalgó hasta el mismo lugar donde anotó el primer tanto y, esta vez con la pierna derecha, definió a ras de piso al palo izquierdo, tiro que Avellaneda alcanzó a tocar pero no pudo evitar que llegara al fondo de la red.

Mientras que los dirigidos por Carlos Quintero no reaccionaban y prácticamente no tenían la posesión, los entrenados por Néstor Otero buscaron ampliar el marcador y tuvieron varios chances para lograrlo.

Al minuto 32, Vladimir Marín cobró un tiro libre, que a pesar de su lejana distancia a la portería, pasó muy cerca del palo izquierdo. Las jugadas colectivas fueron el arma de Águilas para hacer daño.

Nuevamente Marín comenzó la jugada desde la mitad de la cancha, recibió Fabio Rodríguez en la derecha y que inmediatamente descargó para Édison Palomino, quien de primera disparó y el balón se estrelló en el vertical derecho.

La segunda parte comenzó un poco más equilibrada, los ‘motilones’ intentaron llegar más veces al arco de Osvaldo Cabral. Jéfferson Solano intentó con un remate al minuto 64 pero el arquero de Águilas respondió bien desviando el balón.

Si bien ambos equipos intentaron anotar, fueron las malas definiciones o las intervenciones de los porteros que impidieron que el marcador se ampliara.

Si bien esta victoria poco le sirvió a Águilas, que llegó 20 puntos, los dirigidos por Néstor Otero mostraron un buen juego colectivo que le permitió generar varias opciones de gol a lo largo de todo el partido. Por el lado de Cúcuta, que el próximo semestre jugará en la B, continúa en el fondo de la tabla, ya que de 54 puntos posibles solo ha sumado 12, producto de tres victorias y tres empates.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR