'Nuestra entrada al segundo tiempo fue horrorosa': Juan Manuel Lillo

'Nuestra entrada al segundo tiempo fue horrorosa': Juan Manuel Lillo

DT de Nacional reconoció la superioridad de Cali en el trámite y que fue un mal día para el verde.

Juan Manuel Lillo, entrenador de Atlético Nacional.

Juan Manuel Lillo, entrenador de Atlético Nacional.

Foto: Archivo EL TIEMPO

06 de noviembre 2017 , 08:31 a.m.

La racha de cinco victorias con el arco en cero de Atlético Nacional acabó en su visita a Deportivo Cali en la fecha 19 de la Liga II: los ‘azucareros’ mejoraron considerablemente tras el cuarto de hora del encuentro y se impusieron justamente al vigente campeón con una excelente anotación de Nicolás Benedetti.

“Estuvimos a ‘punto de’ en varias circunstancias. De hecho la del gol en contra es una pelota que Dayro Moreno le pone a Juan Pablo Nieto con ventaja, por un pasito no fue gol nuestro y terminamos con gol en el otro lado. No hubo tanta tenencia, tuvimos 18 minutos buenos en la primera mitad donde sometimos al contrario, pero fue un mal día en la oficina”, aceptó Juan Manuel Lillo.

El director técnico del verde paisa no recurrió a excusas para justificar la derrota en el estadio de Palmaseca. Aseguró que fue llamativo que sus dirigidos levantaran después de la expulsión de Aldo Leao Ramírez, por un codazo a Daniel Giraldo, que dijo que no observó en ese momento, pues estaba concentrado en otro aspecto del trámite en un sector diferente de la cancha.

“Nuestra entrada en el segundo tiempo fue horrorosa, Cali tuvo dos situaciones bastante evidentes. Pareció que en alguna contra o en pelota quieta podía darse alguna situación para nosotros, pero morían ahí sin llegar la última. Me hubiese gustado ganar, pero hay cosas que despiertan los sentidos”, agregó el estratega del ‘verdolaga’.

Al ser interrogado por la razón de la gris presentación del vigente campeón en la capital vallecaucana, el timonel español fue sincero: “No tengo ni idea: es fútbol, es un juego y pasan un montón de cosas que son indescifrables. Los entrenadores parece que tenemos la obligación de ponerle palabra a las cosas para demostrar que sabemos, pero si digo la verdad no tengo ni puñetera idea", cerró.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR