Ir al estadio, un plan que ha vuelto a ponerse de moda en el país

Ir al estadio, un plan que ha vuelto a ponerse de moda en el país

Taquillazos de América y Nacional, fidelidad de Millonarios y Santa Fe y otros ejemplos para imitar.

Familias completas se ven en las tribunas en esta Liga I 2017

Familias completas se ven en las tribunas en esta Liga I 2017

Foto: Tomada de Twitter @AmericadeCali y CEET

28 de febrero 2017 , 11:07 a.m.

Fue en 2011, con motivo del Mundial Sub-20 de Colombia, cuando la eliminación de las mallas y barreras entre los hinchas y las canchas se convirtió en la primera invitación formal a la gente para que volviera a los escenarios del fútbol.

Pasó mucho tiempo antes que se recuperara la confianza y esos espacios, que habían sido tomados por hinchas inadaptados que los convirtieron en auténticos polvorines, volvieran a ser un destino para las familias. Hoy, seis años después, uno de los espectáculos más emocionantes de la Liga tiene que ver precisamente con tribunas llenas de niños, de personas de la tercera edad, de chicos y chicas que van vestidos con la camiseta del equipo que aman sin temor a ser perseguidos por eso.

Las buenas noticias tienen mucho que ver con equipos que tienen hinchas en todo el territorio. Casos puntuales de América y Nacional.

Los ‘diablos rojos’, que han regresado a la Primera División tras una ausencia de 5 años, son los líderes en asistencia.
A su primer partido en Bogotá, contra Equidad, asistieron 32.703 personas, récord absoluto en lo que va corrido del torneo. Y la segunda mejor asistencia también fue roja: se registró en uno de esos partidos que esperaban los hinchas, contra el Junior en el Pascual Guerrero, a donde llegaron 32.000 espectadores.

En su primera salida de regreso a la A, contra el Rionegro Águilas, el equipo rojo del Valle logró llevar 30.000 personas. En la derrota 0-2 contra jaguares, en Cali, había 23.185 personas, para un duelo entre semana, difícil para muchos trabajadores. Y en la última salida, un triunfo 1-0 frente a Pasto en el Pascual, asistieron 20.494 seguidores.

Son, nada más y nada menos, que 138.382 aficionados en cuatro juegos en casa y uno de visitante, aunque en Bogotá el América es capaz de convocar más seguidores que equipos tan tradicionales y arraigados como Millonarios y Santa Fe. Y lo mejor es que en las tribunas lo que se ve son familias enteras, con niños y abuelos acompañando al equipo.

Pero el caso de América no es el único. Atlético Nacional, actual campeón de la Copa Libertadores, está de romance con su fiel hinchada y desde 2016 prácticamente no baja de 25.000 personas en el estadio Atanasio Girardot.

En este 2017 sus números también son dignos de admirar. El verde tiene la tercera mejor asistencia del campeonato local, nuevamente contra Equidad en El Campín: lo acompañaron 31.753 personas. Y en su primera y única salida de local, contra Rionegro por la tercera jornada, convocó a 28.585 seguidores. Así para empezar, sin contar duelos taquilleros que están aplazados contra Santa y Junior, el verde antioqueño suma 60.338 personas a su lado.

Lo bueno es que no son los únicos casos de apoyo masivo. El tercero en la lista es el líder Independiente Medellín, que pelea un puesto en la punta de equipos con la hinchada más leal. ‘El poderoso’ ha registrado una asistencia admirable, si se tiene en cuenta que su apoyo es bastante restringido a Antioquia.

En lo que va corrido de la Liga registró 23.303 espectadores contra Enviado, 26.680 contra Once Caldas y 24.020 contra el recién ascendido Tigres.

Por supuesto que ayuda el regreso de figuras como Juan Fernando Quintero, el buen momento del equipo de la mano de Luis Zubeldía y el espectáculo que les ha prometido –y les ha cumplido- el técnico argentino desde su llegada, pero se suma una estrategia de mercadeo vigente hace ya varios campeonatos que consiste, justamente, en invitar a las familias al estadio.

Un equipo que no puede faltar en la lista es el actual campeón de Colombia, Independiente Santa Fe, que en los dos partidos jugados hasta ahora en Bogotá por la Liga I 2016, puede presumir de un gran apoyo, si se tiene en cuenta que uno de esos rivales era Cortuluá. A ese duelo llegaron 21.070 hinchas, convocados por supuesto por el cumpleaños número 76 de la institución albiroja. Mientras que frente al Huila asistieron 19.025 espectadores.

Antes, en el partido de Superliga que supuesto el primer título del año, 25.402 personas se unieron a la fiesta de los dirigidos por Gustavo Costas desde las tribunas.

Otro caso para destacar es el de Millonarios, un equipo que, a pesar de sus recientes pobres campañas, cuenta con un apoyo de su hinchada a toda prueba. En su primer partido, contra el DIM, tuvo una asistencia de 14.368 espectadores, al duelo con Bucaramanga asistieron 12.044 aficionados y en la última victoria frente al Tolima había 13.155 seguidores en las tribunas de El Campín.

Si se suman los 15.000 espectadores que apoyaron a Bucaramanga contra Nacional o los 15 000 que dijeron presente en el partido del Deportivo Cali contra Cortuluá en el Pascual, se puede asegurar que el plan de ir al estadio ha vuelto a ser prioritario en el país. Muchas veces el amor –y la compañía del hincha- se alimenta de buenos resultados, pero en general las tribunas de los estadios dejaron de ser una amenaza y poco a poco han vuelto a ser un destino seguro y hasta un buen plan.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR