'Fueron cuatro días que no paré de llorar': Armani sobre Chapecoense

'Fueron cuatro días que no paré de llorar': Armani sobre Chapecoense

A un año de la tragedia, el arquero habló de cómo el accidente los tocó profundamente en Nacional.

El arquero de Nacional recordó la tristeza de la tragedia de Chapecoense.

El arquero de Nacional recordó la tristeza de la tragedia de Chapecoense.

Foto: ARCHIVO

28 de noviembre 2017 , 06:49 a.m.

Lo que debía ser una gran fiesta por la final de la Copa Suramericana 2016 entre Atlético Nacional y Chapecoense, se convirtió en una noche que el fútbol a nivel mundial nunca olvidará. Los sueños de la mayoría de los integrantes del equipo brasileño se truncaron el 28 de noviembre, cuando el avión de LaMia en el que se dirigían a Medellín, se estrelló en La Unión en el oriente antioqueño.

El 30 de ese mes, en vez de disputarse el duelo de ida, las tribunas y los alrededores del estadio Atanasio Girardot se llenaron para despedir a los fallecidos en el accidente. El histórico camino a la instancia definitiva del torneo continental de los dirigidos por Caio Júnior acabó en el Cerro Gordo por una serie de errores humanos. Franco Armani, en diálogo con FUTBOLRED, recordó a sus colegas y las horas posteriores a la tragedia.

¿Considera que lo que sucedió con ‘Chape’ lo cambió?

“Obviamente. Por ejemplo en mi caso cada vez que nos toca viajar o tenemos partidos por fuera, sobre todo los internacionales, se me pasan miles de cosas por la cabeza como la familia y que los clubes tomen conciencia de cómo nosotros viajamos, en qué aerolínea lo hacemos y que al contratar un vuelo chárter sea una empresa seria. Uno ya piensa un montón de cosas”.

¿Tuvo la oportunidad de conversar con los familiares de las víctimas o de los sobrevivientes?

“Hablé con el padre de Jakson Follmann. Me contó todo con mucha fortaleza y lo tomé con nostalgia y tristeza. Su hijo tenía esperanzas de vida y sobrevivió. Es un milagro de Dios que tanto él como sus compañeros (Alan Ruschel y Helio Neto) todavía estén. Mi humilde regalo y que me salió del corazón fue entregarle mi camisa”.

Usted publicó un mensaje muy emotivo para el guardameta Danilo. ¿Qué pensaba mientras lo redactaba?

“Fue un momento de mucha tristeza porque me dolió muchísimo. Fueron cuatro días que no paraba de llorar, que estaba en mi casa y no quería salir. Me pegó muy duro y me nació escribirle eso. Como colega y como arquero le quise escribir ese mensaje, que me salió del corazón y de lo más profundo del alma. Fue un desahogo por todo lo que sentía”.

futbolred

Este fue el mensaje de Franco Armani luego del accidente en su cuenta de Instagram. Foto: archivo particular.

¿Cómo fue para usted ver todas esas muestras de solidaridad de los colombianos?

“Fue muy hermoso. Nosotros asistimos al homenaje y ver el estadio lleno y que afuera estuviera todo colmado, fue un acto de gratitud muy grande hacia cada uno de ellos, sus familias y el pueblo de Chapecó. Como colombiano, porque hace años que estoy en el país, me sentí muy orgulloso de ser testigo de eso”.

¿Se enfatizó en el aspecto mental dentro del verde después de ese accidente?

“Fueron días muy complicados en lo anímico, pero sabíamos que teníamos que terminar la Liga (II-2016) y enfrentar el Mundial de Clubes, entonces el equipo se debía reponer. Fue más de mentalidad positiva dentro del grupo y eso nos sirvió para estar más unidos para encarar lo que seguía. Se trabajó mucho en lo mental para tener fortaleza y también el reconocimiento nuestro hacia ellos nos dio un ánimo importante”.

Precisamente, ¿cómo nació la idea de pedir que se nombrara a Chapecoense campeón de la Copa Suramericana?

“Empezó por los dirigentes del club y la comisión técnica. Al otro día, cuando llegamos a entrenar después de la tragedia, tomamos la decisión los jugadores y el cuerpo técnico en conjunto de entregarles ese reconocimiento que era más que merecido. Fueron unos campeones de la vida y los muchachos que quedaron también se lo merecerían. Nos dio mucha alegría ir a Chapecó y que nos recibieran como lo hicieron fue muy gratificante. Eso nos hizo sentir más orgullosos de entregarles con todo el corazón y la humildad ese título a ellos”.

Para sus familiares también fue una situación muy difícil…

“Con mi esposa Daniela no parábamos de llorar los dos juntos en la casa. Teníamos que dejar de ver televisión o cambiar el canal, porque todas las noticias eran referentes a eso, para no hacernos tanto daño. Fue muy duro y mi familia pensaba en que teníamos que viajar a Japón después de lo que había pasado… Ellos son nuestra fortaleza y los que siempre nos dan ánimo para seguir adelante”.

Juliana Sosa Góngora
Corresponsal Futbolred
Medellín
En Twitter: @julysosag

COMENTAR
GUARDAR