Franco Armani: de desconocido a intransferible en Atlético Nacional

Franco Armani: de desconocido a intransferible en Atlético Nacional

En seis años, el guardameta pasó de ser criticado a ídolo de muchos aficionados 'verdolagas'.

Franco Armani, figura en la final de la Liga Águila II-2015.

Franco Armani, figura en la final de la Liga Águila II-2015.

Foto: Archivo REUTERS

28 de junio 2016 , 02:12 p.m.

Que Franco Armani extendiera por tres años su vínculo con Atlético Nacional, fue un alivio para jugadores, cuerpo técnico, directivos e hinchas de la escuadra verde.

Con sus buenas actuaciones, el cancerbero se ganó la confianza de Juan Carlos Osorio y Reinaldo Rueda. Sin embargo, llegar a ese punto no fue fácil para el nacido en Casilda (provincia de Santa Fe en Argentina).

En el 2010 y bajo el mando de Ramón Cabrero, el elenco paisa realizó su pretemporada en Argentina y se enfrentó al Deportivo Merlo. Armani, de 23 años, llamó la atención por su sobresaliente nivel y fue contratado por Nacional, cuando ya estaba al frente José Fernando Santa.

Su arribo no pasó desapercibido: que un arquero con poca experiencia y quien ocupaba un cupo de extranjero fuera el suplente de Gastón Pezzuti, no cayó bien entre la afición.

Debutó el 22 de septiembre, en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Colombia contra Itagüí Ditaires (hoy Rionegro Águilas). La serie se definió por cobros desde los 12 pasos luego del empate 5-5 en el global y allí, se impuso el conjunto del sur del Valle del Aburrá, por 5-4.

futbolred

Armani llegó en 2010 a Atlético Nacional para ser suplente del Gastón Pezzuti, ídolo de la hinchada 'verdolaga'. Foto: Archivo EL TIEMPO.

En las semifinales de la Copa Colombia del 2011, el rival fue Boyacá Chicó y el destino muy similar: 2-2 en el tiempo reglamentario y 7-6 en los penaltis, en los que los verdes quedaron eliminados.

A Armani se le recriminó que no atajara ninguno y que, además, fallara el que ejecutó. Sin embargo, nunca se refirió a los cuestionamientos y siguió trabajando en silencio. Santiago Escobar le dio la oportunidad, más fue con Osorio que logró su consolidación.

En julio de 2012, en un encuentro de ida de la Superliga frente a Junior en Barranquilla, ingresó en sustitución de Pezzuti, quien se retiró con una molestia. Aunque actuó el resto del compromiso, Armani tuvo la mala suerte de lesionarse y el diagnóstico no fue el más alentador: rotura de ligamento cruzado anterior.

Volvió a la competencia en abril de 2013 y a pesar de la resistencia de muchos seguidores, el entrenador risaraldense se la jugó con Franco, quien fiel a su estilo, se mantuvo calmado y no opinó de lo extrafutbolístico.

futbolred

En 2013 Franco Armani atajó para Nacional en la final de la Liga contra Independiente Santa Fe. Foto: Archivo EL TIEMPO.

Con sus ganas y entrega, fue labrando su nombre. En ese mismo semestre, llegó el título 12 para la institución en el rentado local, en la final contra Independiente Santa Fe y él dio muestras de la calidad que explotaría después.

En dos definiciones contra Junior, en 2014 y 2015, Armani le terminó por dar la razón a Osorio, quien anteriormente lo puso por delante de Pezzuti, y a Rueda, que dejó de lado la rotación, tapando penales que significarían más consagraciones para el más campeón del país.

En la Copa Libertadores, en la que se enfrentarán en semifinales a Sao Paulo, de Brasil, el cancerbero ha sido determinante. Descartado su paso a River Plate, solo piensa en la gloria internacional.

Armani habla poco cuando no está en la cancha, pero dentro de ella, es figura indiscutible y su recuerdo quedará para siempre en la historia del club antioqueño.

Los hinchas opinan:

- “Armani es el fiel reflejo de la perseverancia y de lo que se puede alcanzar cuando se proponen metas y sueños. Su evolución ha sido notable y es un profesional intachable e incansable. Se fue ganando el cariño, respeto y admiración de la hinchada. Para mí, es el ídolo más grande de Nacional en este momento y va camino en convertirse en una leyenda”: Juan David Londoño, 32 años.

“Franco es una prenda de garantía, brinda seguridad y confianza a sus compañeros y la hinchada. Se ganó a pulso su puesto y su nombre. Representa las ganas de triunfo en cada entrenamiento y partido. Solo le falta el título internacional para convertirse en uno de los más grandes ídolos y referentes de la historia de Nacional”: Andrés Viveros, 24 años.

“Armani demostró sus condiciones cuando le dieron la oportunidad. Hoy en día es un baluarte, pieza fundamental del andamiaje y la estructura. Ha logrado a punta de esfuerzos, méritos, ganas y resultados, un espacio muy importante en el corazón de la afición. Demuestra en la cancha lo que significa llevar esta camiseta”: Diego Castrillón, 27 años.

Datos de Franco Armani:

* Partidos oficiales: 174
* Como local: 80
* Como visitante: 94
* En Liga: 92
* En Copa Colombia: 36
* En Superliga: 6
* En Copa Libertadores: 20
* En Copa Suramericana: 20

* Victorias: 95 (52 de local y 43 de visitante)
* Empates: 39 (19 de local y 20 de visitante)
* Derrotas: 40 (9 de local y 31 de visitante)

* Goles recibidos: 149 (54 de local y 95 de visitante)
* Arco en cero: en 75 juegos (41 de local y 34 de visitante)
* Títulos: 5 en Liga, 2 en Copa Colombia y 2 en Superliga.

Redacción Futbolred - Medellín
Con datos de Óscar Yamit Quiroz
En Twitter: @oscaryamit

COMENTAR
GUARDAR