ArchivoRED: el capítulo oscuro del fútbol colombiano

ArchivoRED: el capítulo oscuro del fútbol colombiano

Las actividades ilícitas en algunos clubes, dejaron una imborrable mancha en la historia de la Liga.

Miguel Rodríguez Orejuela, Gonzalo Rodríguez Gacha y Hernán Botero

Miguel Rodríguez Orejuela, Gonzalo Rodríguez Gacha y Hernán Botero.

Foto: CEET

15 de agosto 2018 , 06:58 a.m.

Los oscuros líderes del narcotráfico se inmiscuyeron tanto en la cultura popular de Colombia, que no solo dejaron una infame reputación del país a nivel internacional, sino que en una época llegaron a gobernar la Liga de Fútbol Nacional, dejando una imborrable mancha en la historia del renombrado campeonato.

Hasta hace poco tiempo, los vestigios del matrimonio entre la mafia y el fútbol, siguieron haciendo eco en el panorama nacional. En abril de este año, Envigado FC salió de la Lista Clinton, después de tres años en el desacreditado documento, mientras que América de Cali se mantuvo 16 años en la ‘lista negra’, hasta su exclusión en 2013.

La historia de la presencia de dineros sucios en la Liga colombiana, se remonta hasta finales de los años 70 y curiosamente el pionero no fue uno de los equipos que más se recuerdan, sino el Unión Magdalena, dirigido en ese entonces por los hermanos Raúl, Pedro y Eduardo Dávila Armenta, reconocidos traficantes de marihuana en la llamada Bonanza Marimbera y quienes lograron llevar al club a disputar la final de 1979.

Sería en la década de los 80, en la que se consolidaría la infiltración de la mafia en algunos de los equipos más populares del país: América de Cali, Millonarios, Atlético Nacional y Santa Fe.

Los Rodríguez Orejuela y la ‘Mecha’

Tras el esfuerzo realizado por obtener su primer título, ganado en el 79, la junta directiva del América optó por la búsqueda de nuevos accionistas y es aquí donde apareció el nombre de Miguel Rodríguez Orejuela, quien pasaría a ser el socio mayoritario del equipo.

Durante el transcurso de la década de los 80 y hasta mediados de los 90, los escarlatas, financiados con dineros del narcotráfico, mediante empresas de los Rodríguez, vivieron una época gloriosa en la que obtuvieron ocho títulos y llegaron a la instancia final de la Copa Libertadores en tres ocasiones.

En 1997 el club fue incluido en la Lista Clinton y debido a esto se limitó económicamente, cayendo en una crisis que desencadenó eventualmente, en el descenso a segunda división en 2011.

Hasta 2013 pudo salir de la deshonrosa lista y en 2016 ascendió a la primera categoría.

Así anunció El Tiempo la salida de América de la Lista Clinton

Así anunció El Tiempo la salida de América de la Lista Clinton.

Foto: EL TIEMPO

Los embajadores de ‘El Mexicano’

En 1982, tras una crisis económica en el equipo azul, Edmer Tamayo Marín y Gonzalo Rodríguez Gacha llegaron a Millonarios como socios mayoritarios.

Un año más tarde, el ese entonces ministro de justicia, Rodrigo Lara Bonilla, denunció abiertamente que Millonarios hacia parte de los equipos utilizados para lavar el dinero obtenido con actividades ilícitas, como el narcotráfico. Tras esta acusación, Rodríguez Gacha desapareció de los registros del club, pero su participación pasó a manos de testaferros.

Después de la muerte de Tamayo, Germán Gómez fue presidente del equipo entre 1986 y 1989. El azul capitalino logró los campeonatos del 87 y el 88, en medio de dudas sobre la presencia de dineros de ‘El Mexicano’.

En la actualidad, tras afrontar la crisis contraída por su pasado vinculado a actividades ilegales, Millonarios renació como Sociedad Anónima y obtuvo dos nuevos títulos de Liga, en 2012 y 2017.

Portada de El Tiempo del 16 de diciembre de 1989, registrando la muerte de 'El Mexicano'

Portada de El Tiempo del 16 de diciembre de 1989, registrando la muerte de 'El Mexicano'.

Foto: EL TIEMPO

Articulo en El Tiempo sobre los vínculos de Millonarios con el narcotrafico.

Articulo en El Tiempo sobre los vínculos de Millonarios con el narcotrafico.

Foto: EL TIEMPO

El Cartel de Medellín y el verde de Antioquia

Si bien la cúpula de Pablo Escobar no dirigió directamente al equipo verdolaga, su socio Hernán Botero Moreno presidió al club desde finales de los años 70, hasta comienzos de los 80. En 1985, por narcotráfico y lavado de activos, Botero se convirtió en el primer ciudadano colombiano extraditado a Estados Unidos y pasó a ser el símbolo de los autollamados ‘extraditables’, quienes iniciaron una guerra contra el estado para revocar el temido procedimiento judicial e inundaron al país de sangre y muerte.

La sombra de Botero y del Cartel de Medellín siguió persiguiendo a Nacional hasta la muerte de Escobar en 1993, puesto que siempre existió la sospecha de que el capo influyó en la obtención de la Copa Libertadores en 1989.

Al día de hoy, bajo una dirigencia respetada, el verde de Antioquia dejó atrás el estigma de las operaciones ilícitas y es el club más ganador de Colombia, con 16 títulos de Liga, además de coronarse nuevamente campeón de América en 2016.

El Tiempo documentando la extradición de Hernán Botero en enero de 1985

El Tiempo documentando la extradición de Hernán Botero en enero de 1985.

Foto: EL TIEMPO

Los leones no estuvieron exentos de la influencia del Cartel de Cali

El caleño Fernando Carrillo Vallejo, quien se convirtió en el socio mayoritario del club en 1979, figuraba como esmeraldero pero fue acusado por Estados Unidos de traficar con droga. Posteriormente, el principal propietario pasó a ser Phanor Arizabaleta, miembro del Cartel de Cali, quien designó a Cesar Villegas como testaferro y presidió al equipo de 1985 a 1996.

En 2002, Villegas fue asesinado en Bogotá y Arizabaleta fue extraditado e Estados Unidos en 2010.

El club, sin pruebas contundentes, fue vinculado con Efraín ‘Don Efra’ Hernández y con Daniel ‘El Loco’ Barrera’, pero tras su conversión en Sociedad Anónima en 2011, empezó una nueva era para los cardenales en la que volvieron a ganar un título tras 40 años de sequía, sumaron dos Ligas más y se hicieron en 2015, con la única Copa Suramericana obtenida por un conjunto nacional.

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

liga aguila

ArchivoRED