'Siempre he dicho que el Medellín es mi casa': David González

'Siempre he dicho que el Medellín es mi casa': David González

El arquero llegó a su partido número 300 con la camiseta del Deportivo Independiente Medellín.

David González Medellín

El guardameta siempre ha rendido y ha sacado a lucir su liderazgo para el bien del equipo.

Foto: Tomada de Twitter

30 de abril 2018 , 06:10 a.m.

Hablar de David González en el Deportivo Independiente Medellín es describir la historia misma del decano antioqueño. Con 300 partidos, el arquero poderoso se siente en uno de sus mejores momentos de su carrera y aspira tener muchos años más defendiendo los tres palos del equipo del pueblo.

Tras la victoria 1-0 sobre Deportivo Pasto, el golero del DIM destacó el desempeño y la paciencia que mostró su equipo para resolver este encuentro. “Pasto aunque no salió con una propuesta muy clara, tuvieron la intención y generaron ocasiones que fueron peligrosas. Nosotros tuvimos que buscar transiciones rápidas para contrarrestar las incursiones de Édinson Toloza, ellos se encontraron con situaciones donde nos pudieron marcar. Por suerte estuve ahí para detenerlas, las que no se fueron afuera. Era cuestión de esperar, aprovechar algún espacio y al final llegó con un tiro de Yairo Moreno que nos permite ganar el partido”.

En cuanto a llegar a esa marca de partidos con el rojo antioqueño, David remarcó que “este partido no deja de ser otro más, obviamente lo disfruté, ganarlo y poder conseguir la portería invicto es un extra, pero va a ser a la vuelta de unos años donde uno recordará llegar a estos números tan importantes”.

La diferencia entre los dos tiempos fue fundamental para firmar una nueva victoria que les permite confirmar su clasificación a cuartos de final. Según González “es normal hacer cambios cuando la diferencia entre un tiempo y otro es significativa, muchas veces se atribuye a que los jugadores no quieren jugar un tiempo y que jugaron mejor otro. Todo hay que desempeñarlo en conjunto, Pasto hizo un gran desgaste en el primer tiempo, se replegó más, encontraron espacios en la mitad de la cancha. En el segundo tiempo tuvimos paciencia, esperamos y lo hicimos bien”, precisó.

Algo que redondeó este partido fue no sufrir goles, una materia que se estaba tornando complicada para los dirigidos por Ismael Rescalvo. “Durante la semana era un ítem que lo teníamos pendiente, había que sacar el cero para evitar sufrir en algunos partidos que no pudimos cerrar. Menos mal este semestre hemos contado con un ataque letal, que nos ha llenado de confianza a todo el equipo”, describió.

Volviendo a sus 300 partidos, David enumeró los más significativos defendiendo la sagrada del ‘Medallo’. “Hay muchos, pero me quedo con las tres finales: contra Pasto, Nacional y Junior, el partido contra Gremio en la Copa Libertadores 2003 y la serie contra Tuluá en penales del 2016. Ese fue el día que cumplí 200 partidos, aunque habíamos ganado muchas definiciones por penales, esa vez fue cuando logré atajar el penal definitivo”.

Además, “yo siempre he dicho que este equipo es mi casa. Como en todas las familias hay momentos en que uno se pone bravo con los hijos, con los hermanos, con los papás. Pero esa relación siempre está, siempre me he entregado al máximo y ojalá me pueda quedar muchos años más. Yo físicamente me siento como un niño de 20 años, me gusta entrenar, jugar, sentir esa adrenalina de los partidos”, remarcó.

Finalmente, el golero no le puso fecha de vencimiento a esta comunión entre el fútbol y su equipo del alma. ”De parte mía ojalá me pudiera quedar en mi casa que es Medellín, todo dependerá que quiera el técnico, los directivos. Me quedan cuatro, cinco años de fútbol, luego quiero dirigir”.

Juan Camilo Álvarez
Corresponsal Futbolred
Medellín

COMENTAR
GUARDAR

TEMAS RELACIONADOS/

medellín