"En el fútbol no hay nada gratuito, todo se cobra": González Puche

"En el fútbol no hay nada gratuito, todo se cobra": González Puche

Director de Acolfutpro habló del de pago de coimas de jugadores para poder firmar contratos.

Carlos González Puche, director ejecutivo de Acolfutpro.

Carlos González Puche, director ejecutivo de Acolfutpro.

Foto: Archivo ETCE

02 de octubre 2015 , 01:43 p.m.

Durante la presente semana estalló un nuevo escándalo en el fútbol nacional, por supuestos pago de sobornos a terceras personas del defensor Humberto Mendoza y del volante Jhon Valencia para poder jugar en Santa Fe, hace algunas temporadas.

En el primer semestre del año se conoció que Marlon Piedrahita y Camilo Pérez, jugando para Once Caldas, le hicieron un aporte en efectivo y el regalo de un reloj a Flabio Torres, para ese entonces su técnico en el equipo de Manizales, después de haber dado el visto bueno para que el club adquiriera sus derechos deportivos.

Esos casos han causado revuelo entre la opinión pública, pero al parecer es una práctica común, solo que pocas veces se tiene el valor de hacer las denuncias o salen a la luz los procedimientos poco éticos que se presentan.

Ante los hechos, Futbolred consultó la opinión de Carlos González Puche, director ejecutivo de Acolfutpro (agremiación de futbolistas en Colombia), quien manifestó: “Lamentablemente tengo que estar de acuerdo con un dirigente que hace poco dijo que el fútbol es un negocio. Y en ese sentido, el fútbol es cada vez menos deporte y más negocio. Infortunadamente el dinero es el que prima, no hay la más mínima ética, no hay valores y hay mucha gente en los clubes interesada en sacar su beneficio particular”.

González Puche agregó que: “en el fútbol no hay nada gratuito, todo se cobra y el que lleva la peor parte es el jugador, el protagonista principal del espectáculo. Los muchachos lo hacen porque quieren jugar, porque es lo que saben hacer y de lo que viven ellos y sus familias”.

Nuevamente los señalados desde las agremiación, según González, son los “empresarios, otros intermediarios que aperecen en los equipos, dirigentes oficialmente nombrados y hasta los técnicos piden coimas para formalizar las vinculaciones y cerrar las transferencias a los clubes. El fútbol es un monopolio y los jugadores no tienen cómo obrar”.

Redacción Futbolred

COMENTAR
GUARDAR