Curiosidades

El hincha del Barça que se fue del estadio y se perdió la remontada

Cris Rolandus dejó el Camp Nou a los 83 minutos, creyéndose eliminado de la Liga de Campeones.

FOTO: Reuters

Los aficionados que asistieron al estadio del Barcelona jamás podrán olvidar la épica noche de su equipo.

Marzo 09, 2017

La remontada de Barcelona este miércoles ante el PSG por los octavos se metió en la historia de la Champions League. Los que estuvieron en el partido entre las 90.000 personas que colmaron el Camp Nou se lo contarán a sus hijos y a sus nietos. Todos menos Cris Rolandus, un hincha del Barça holandés que viajó desde su Rotterdam natal para ver el partido.

Rolandus decidió abandonar el estadio en el minuto 83, cuando el partido estaba 3 a 1 en favor del conjunto catalán y al equipo de Luis Enrique aún le faltaban tres goles para lograr la clasificación. Cinco minutos después Neymar convertiría un golazo que volvía a poner a los blaugranas en carrera.

En declaraciones al diario AD.nl, el hincha de Barça más triste este jueves confesó: "Cuando ya estaba casi afuera del estadio, vi que el partido se ponía 4 a 1. 'Bien', me dije porque pensé que ya casi había terminado".

Ya afuera del estadio se enteró del penal que le permitió a Barcelona quedar a un punto de la hazaña. "Mis familiares y amigos me escribían mensajes emocionados, pero les tuve que confesar que había dejado mi asiento", contó.

En ese momento, Rolandus decidió correr hasta el bar más cercano para por lo menos ver los últimos instantes por televisión. Tampoco tuvo suerte y terminó viendo el gol histórico de Sergi Roberto a través de un vidrio porque el local estaba lleno.

"Estaba completamente fuera de mí. Me quedé el resto de la noche mirando la nada misma. Tarde horas para volver al departamento lo que habitualmente me toma minutos", dijo el pobre Cris después de la desilusión de perderse el final.

"Un espectáculo así nunca se va a repetir. Compré por 105 euros el 'ticket' hace más de un mes y estaba muy desilusionado después del 4 a 0 en París. El dolor se hace más insoportable porque encima Sergi Roberto corrió exactamente a dónde estaba yo, en la fila 8", concluyó resignado el hincha.

LA NACIÓN / GDA

Sigue bajando para encontrar más contenido