"Nacional jugó cada tres días y ocho horas": dice el PF Velasco

"Nacional jugó cada tres días y ocho horas": dice el PF Velasco

Uno de los colaboradores de Rueda en el verde habló con FUTBOLRED de la preparación del equipo.

Eduardo Velasco, preparador físico de Atlético Nacional.

Eduardo Velasco, preparador físico de Atlético Nacional.

Foto: Juliana Sosa/FUTBOLRED

19 de julio 2016 , 07:44 a.m.

Reinaldo Rueda es la cabeza visible del cuerpo técnico de Atlético Nacional, pero a él no le gusta llevarse todo el crédito: constantemente agradece la entrega de sus jugadores y la ayuda de sus colaboradores.

El grupo de trabajo del estratega vallecaucano cuenta con personas idóneas, con las que comparte hace varios años tanto en el plano deportivo como personal.

Carlos Eduardo Velasco es el preparador físico ‘verdolaga’ y como tal, sobre él recae una gran responsabilidad, debido al trajín de los últimos meses.

¿Es bueno para Nacional que la final se juegue en Ecuador?

“Claro, tenemos esa gran ventaja de hacer un vuelo corto a Quito. Ya se tiene toda la logística y la planeación prevista para desarrollar nuestro desplazamiento a esa hermosa ciudad, que nos trae gratos recuerdos. Tenemos un cariño especial por Independiente del Valle: Michel Deller, uno de sus directivos, estuvo muy cerca del proceso de selección nacional cuando estábamos nosotros y ha hecho una grandísima labor”.

Precisamente, ustedes conocen bien a Independiente del Valle, ¿qué resaltan de ese equipo?

“Es un club con poca historia, pero lo que han hecho sus dirigentes desde lo administrativo para llevarlo a la final de la Copa Libertadores, es un logro extraordinario. Como institución, ha crecido una barbaridad, tienen hasta colegio y una muy buena sede deportiva. El equipo está conviviendo hace varios años y sumaron jugadores del exterior que han aportado y le dan prestigio”.

¿Cómo es la preparación física cuando se tiene tan poco tiempo de descanso?

“El año pasado tuvimos la oportunidad de hacer algunos periodos de acondicionamiento a nuestro arribo al club. Competimos prácticamente en un solo torneo porque quedamos eliminados muy pronto de la Copa Águila. Eso sirvió para hacer reajustes pensando en lo que se venía en el 2016: nuestro objetivo inmediato es cada juego, cada partido, a eso le apuntamos en la planificación. En el segundo semestre hay gran cantidad de competencia y esperamos cerrar el ciclo de la Libertadores con el gran suceso que todos queremos”.

¿Los desplazamientos afectan a los futbolistas?

“Son los que más desgastan, son terribles. A nosotros nos tocó viajar al sur en la Copa: a Argentina, Brasil y Uruguay. La mayoría de personas dicen que es solo un viaje, pero en realidad son dos: si sales de Medellín, tienes que regresar. El semestre pasado, Nacional jugó un partido cada tres días y ocho horas, a eso le tienes que sumar los viajes, las concentraciones, el estrés competitivo, dormir pocas horas y tener que levantarse para tomar vuelos que pueden ser casi de un día. Es una mezcla de factores que van sumando dentro del componente de carga mecánica y que indudablemente afectan al deportista”.

¿Qué representa jugar en el Estadio Olímpico de Atahualpa?

“Es una cancha única en el mundo, es muy compleja y a eso le tienes que sumar los 2.850 metros sobre el nivel del mar. Independiente del Valle ha hecho de ese estadio un fortín y la selección nacional de Ecuador también. Esperemos que nuestro plantel llegue en la mejor condición”.

¿Favorece, entonces, entrenar en el municipio de Guarne?

“Sin dudas. Los 2.120 metros al nivel del mar de Guarne, son extraordinarios. Desde lo bioquímico, hacemos unas valoraciones personalizadas de lo que acontece antes y después de los juegos, porque nos sirve para el control del entrenamiento”.

¿El plantel es disciplinado?

“Sí, estamos hablando de profesionales de la élite del fútbol; eso facilita nuestra labor. Los jugadores tienen una concepción altísima de lo que es el juego y una preparación en todos los aspectos”.

¿Qué significa para usted el reconocimiento de su labor por parte de Rueda?

“Es normal viniendo de una persona como él, es de los pocos entrenadores que reconoce el trabajo de los colaboradores. Lo que ha sido compartir con él muchos años, desde lo profesional y personal, ha sido una fortuna. Todas las personas que hacemos parte de este grupo y los que ya estaban en el club, hacen parte de esto. Estamos muy satisfechos de poderle contribuir a Reinaldo, desde nuestras posiciones, para que siga obteniendo logros maravillosos”.

Juliana Sosa Góngora
Corresponsal Futbolred
Medellín
En Twitter: @julysosa

COMENTAR
GUARDAR