Copa Libertadores

Gremio perdió 0-1 con Barcelona, pero jugará la final de Libertadores

La ventaja obtenida en el partido de ida, que dejó 3-1 el global, hará que juegue su quinta final.

FOTO: EFE

Gremio no pudo de local, pero lo hecho en su visita a Ecuador es suficiente para clasificar.

Noviembre 01, 2017

Gremio clasificó a la final de la Copa Libertadores y se enfrentará a Lanús. Aunque los brasileños perdieron 0-1 con Barcelona, de Ecuador, este miércoles, la ventaja obtenida en el partido de ida (3-0) fue suficiente para pujar por el título.

Los brasileños, campeones de la Libertadores en 1983 y 1995, ntenía su clasificación garantizada incluso si perdían este miércoles por dos goles de diferencia frente al Barcelona, ya que en el partido de la semana pasada en Guayaquil cosechó una importante victoria.

El Barcelona, que salió a la cancha del estadio Arena do Gremio de la ciudad brasileña de Porto Alegre con tres delanteros en su alineación debido a que tan sólo le interesaba una victoria por amplia ventaja, abrió el marcado en el primer tiempo por intermedio del atacante uruguayo Jonathan Alvez, que sumó su sexto gol en la Libertadores.

En el equipo ecuatoriano también participó el colombiano Jefferson Mena, pero se quedó con la ilusión de jugar por el título continental.

El Gremio, que sintió falta de su goleador, el delantero paraguayo Lucas Barrios, pero contó con un animado Luan tras la renovación este miércoles de su contrato, intento infructuosamente el empate hasta el último minuto del partido, pese a que la derrota por la mínima diferencia le servía.

El conjunto de Porto Alegre volverá a disputar una final continental diez años después de perder a doble partido por un global de 5-0 ante el Boca Juniors argentino.

Su rival este año será el también argentino Lanús, que el martes consiguió una clasificación histórica al vencer en semifinales por 4-2 al River Plate con una impresionante remontada.

El Gremio recibirá al Lanús el 22 de noviembre en Porto Alegre y lo visitará en Argentina el 29 de noviembre.

EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido