Colombianos en el Exterior

Falcao tiene experiencia en 'remontadas' que parecían imposibles

Aunque es posible que no sea titular contra M. City, el colombiano espera ayudar a dar vuelta al 5-3

FOTO: REUTERS

Falcao sufrió un golpe en la cadera por la Liga pero está en la convocatoria del Mónaco.

Marzo 15, 2017

No es gratuita la reputación que se ganó ‘El Tigre’ en Europa y Argentina, donde protagonizó remontadas tanto o más difíciles que la que buscará hoy su club, el Mónaco, frente al equipo de Pep Guardiola.

Antes, quien fuera considerado por el propio técnico del City “el mejor jugador de área del mundo”, tiene entre sus muchos méritos haber liderado a sus equipo a darle vuelta a una situación adversa.

Su primer registro famoso data de 2007, cuando hacía parte del River Plate de Argentina. El duelo e ida por octavos de final de la Copa Sudamericana había terminado 1-0 a favor de Botafogo (gol de Joílson) y en la vuelta, en el Monumental, el equipo brasileño ganaba 1-0 al minuto 11, gracias a un tanto de Lucio Flavio.

Entonces emergió Falcao como salvador: marcó el 1-1 al minuto 31, no se escondió cuando Dodó marcó el 2-1 y al 74 anotó el 2-2. Ríos Marcó el 3-2 y Falcao redondeó, en el tiempo de descuento, el 4-2, su tripleta y su romance eterno con la hinchada del equipo ‘millonario’.

Otro capítulo feliz lo escribió el delantero samario con su bien amado Atlético de Madrid, con el que coronó sus mejores años de fútbol. Fue en septiembre de 2012, justo después de ganar la Europa League.

Atlético se ponía al día en la Liga contra un Real Betis que se fue adelante con gol de Agra, pero Falcao, con un remate letal, igualó la cuenta. Juan Carlos puso el 2-1 para el Betis, pero empató de nuevo Falcao, provocando un penalti, obligando a una expulsión clave y cobrando con su característico estilo.

Falcao fue decisivo aquel día y en su trabajo se apoyaron Costa y Raúl García para sentenciar el 4-2. Ese día Atlético se ubicó segundo en la tabla y el ‘Tigre’ agrandó su ya favorable imagen.

Una tercera ocasión tuvo el delantero samario para encumbrarse, esta vez con la Selección Colombia, a la que llevó de la mano al inolvidable Mundial de Brasil 2014. Para los colombianos uno de los recuerdos más felices de aquella eliminatoria fue el partido de Barranquilla, el 11 de octubre de 2013. Y fue feliz porque era el partido clave de la clasificación y Chile lograba lo impensable: goleaba 3-0 al minuto 29.

En medio del caos, Teófilo Gutiérrez logró el descuento y entonces el capitán, el guía, el hombre-gol de la Selección apareció para traer la calma: marcó de penalti dos veces y logró el punto que faltaba para volver a un Mundial después de 16 años.

Así que Falcao, con su experiencia y un amor propio que recientemente alababa su exentrenador, Diego Simeone, sabe cómo guiar remontadas como la que necesitará Mónaco este viernes para seguir vivo en Liga de Campeones. Son dos goles. Si puede estar ‘El Tigre’ (era duda por golpe en el cadera) todo es posible.

 

Redacción Futbolred

 

Sigue bajando para encontrar más contenido