Mina, el primer colombiano en jugar de forma oficial con el Barcelona

Mina, el primer colombiano en jugar de forma oficial con el Barcelona

Lauro Gonzalo Mosquera es el otro cafetero que estuvo en la plantilla, pero actuó en un amistoso.

Yerry Mina pasó por Pasto, Santa Fe y Palmerias. Pertenece también a la Selección Colombia.

Yerry Mina pasó por Pasto, Santa Fe y Palmerias. Pertenece también a la Selección Colombia.

Foto: EFE

12 de enero 2018 , 12:52 p.m.

El zaguero Yerry Mina se convertirá en el primer colombiano en jugar oficialmente con el Barcelona, donde pondrá a prueba su conocido potencial defensivo, sus relevos y su juego aéreo, gracias a una estatura de gigante de un 1,95 metros.

Apodado 'El Obelisco', en el currículum de Mina está su fama de defensa goleador, la cual se constató en su paso por el club brasileño Palmeiras, donde marcó nueve goles en 48 partidos. Mina había anunciado su deseo de anticipar su ida al club español, apalabrada para concretarse después del Mundial de Rusia 2018, y, efectivamente, su transferencia fue confirmada el miércoles, una vez que el Barcelona elevó su oferta hasta el valor deseado por el Palmeiras (12,4 millones de euros).

Lea también: Los 10 datos que todos deben saber de Mina, según el Barcelona

Barcelona recordó que Mina es el primer futbolista de nacionalidad cafetera que jugará con el equipo blaugrana, aunque en la historia del club también aparece el nombre de Lauro Gonzalo Mosquera, un futbolista nacido en Colombia, pero que nunca llegó a participar en un compromiso oficial.

Nacido en Guachené, en el departamento de Cauca, Yerry Fernando Mina González, de 23 años, comenzó su carrera como futbolista bajo los palos, como su tío, pero dejó la posición de guardameta tras el consejo de su padre. El colombiano se formó en la Escuela de Fútbol de Guachené, donde moldeó su desempeño como defensa.

El central debutó con 19 años en la elite del fútbol de la mano del Deportivo Pasto y en 2014 dio el salto al Independiente Santa Fe, donde mostró su lado goleador y se convirtió en una pieza clave para la conquista de la Copa Suramericana de 2015.

El buen juego demostrado en Santa Fe fue clave para su fichaje por el Palmeiras, al que llegó en mayo de 2016 dispuesto a cumplir un "sueño" y fue uno de los destacados en la conquista del Campeonato Brasileño en 2016. El nuevo dorsal 24 del Barcelona se ganó el título de mejor zaguero en la liga brasileña en su primer año con el Palmeiras.

Desde su llegada al club paulista, Mina se convirtió en el principal baluarte defensivo del conjunto y en 2016 llegó a disputar 15 partidos y marcó 4 goles. El pasado año, el zaguero se lesionó y estuvo fuera del terreno de juego durante casi dos meses, pero aún así disputó 33 partido y 9 goles.

En su paso por Palmeiras, sumó un total 9 goles, una media elevada para un defensa. Convocado frecuentemente por la selección colombiana, el Palmeiras recordó que Mina destacó por su "salida de balón de calidad" y su juego ofensivo, sobre todo con los rivales Corinthians, Sao Paulo y Santos en los derbis paulistas.

Fue llamado para disputar los Juegos Olímpicos de Río de 2016, pero fue baja después de sentir una molestia en la parte posterior del muslo izquierdo durante un encuentro contra el Santos, en el que marcó gol para el Palmeiras. El acuerdo con el Barcelona convirtió a Mina en la segunda mayor transferencia realizada por el Palmeiras en la última década, tras la venta en 2016 del delantero Gabriel Jesús al Manchester City inglés por 32,7 millones de euros, y en el zaguero con mayor valor de traspaso en el fútbol brasileño.

Mina es el segundo fichaje del Barcelona en este mercado invernal, tras la incorporación del brasileño Philippe Coutinho (procedente del Liverpool), la contratación más cara (160 millones de euros) que ha hecho el equipo en su historia y la más alta del fútbol ibérico.

EFE

COMENTAR
GUARDAR
Personalice
Sus favoritos
Aquí puede seleccionar sus equipos y ligas favoritas para consultar noticias y estadísticas
ACEPTAR