"Acá sacrifican un cordero antes de juegos importantes": Roger Cañas

"Acá sacrifican un cordero antes de juegos importantes": Roger Cañas

El colombiano del Astana (Kazajistán), habló de sus pasos por clubes de Letonia, Rusia y Polonia.

Roger Cañas, jugador colombiano que milita en el Astana, de Kazajistán.

Roger Cañas, jugador colombiano que milita en el Astana, de Kazajistán.

Foto: EFE

29 de septiembre 2015 , 08:03 a.m.

Puede que el nombre de Roger Cañas no cause tanto furor y sensación como el que provocan estrellas como James Rodríguez, Radamel Falcao García, Juan Guillermo Cuadrado, Fredy Guarín, por nombrar algunos de los integrantes de la Selección Colombia de mayores.

Lo cierto es que Roger, al igual que los futbolistas anteriormente mencionados, se ha ganado un lugar y el respeto en el fútbol actuando en ligas como la de Polonia, Letonia, Rusia y Kazajistán.

Cañas, quien hizo parte de las filas del Independiente Medellín entre 2008 y 2009 y, además, quedó campeón con el ‘Poderoso’ en el 2009, partió hace cinco años a Europa en busca de un mejor futuro profesional y allí encontró reconocimiento y continuidad.

Puede que no sea en ligas de renombre del 'viejo continente', pero Cañas ha crecido y tiene en su hoja de vida pasos por equipos como FK Tranzīts Ventspils (LET), FC Sibir Novosibirsk (RUS), Jagiellonia Białystok (POL), FC Shakhter Karagandy (KAZ), y últimamente, en FC Astana, equipo kazajo, con el que está jugando Champions League en la campaña 2015/2016.

El volante paisa, de 25 años, reconoce "que al principio todo fue difícil" por no saber el idioma y por las costumbres. Sin embargo, con trabajo y sacrificio todas las barreras las ha vencido y sigue soñando con marcar historia en ligas tan desconocidas en Colombia como en las que él ha jugado.

FUTBOLRED tuvo la oportunidad de hablar con el jugador colombiano y contó un poco de las experiencias que ha tenido en el balompié de esta parte del mundo.¿Cuál ha sido la clave para adaptarse a países como Letonia, Rusia, Polonia y ahora Kazajistán?"La clave creo que han sido las ganas de salir adelante de buscar nuevos retos. No fue fácil porque al principio todo era nuevo para mí, pero gracias a Dios con el tiempo me fui adaptando a todas las costumbres de estos países".¿Cómo califica su experiencia por los clubes que ha pasado, qué ha sido lo mejor, lo más provechoso para usted?"Creo que todo ha sido muy bueno para la carrera. He tenido la oportunidad de jugar torneos como la Champions League y la Europa League, que son los torneos que todo futbolista sueña con jugar. Además, de los títulos que he conseguido en Kazajistán”.

¿Cómo es el fútbol kazajo? ¿Es fuerte, es rápido? ¿Cuál es la principal característica?"Es un fútbol que se corre y se presiona demasiado. Han pasado por acá jugadores técnicos, muy buenos, de nivel y trayectoria; pero les ha costado la parte física".¿Qué objetivos profesionales tiene a corto y mediano plazo?"Por ahora mi cabeza esta acá en Astana. Estoy tranquilo porque tengo la posibilidad de enfrentar equipos muy buenos y jugar en el mejor torneo del mundo, que es la Champions".¿Qué ha sido lo más difícil: el idioma, la cultura, el clima o la comida?"Creo que al principio todo fue difícil. Llegar y no poderse comunicar fue algo duro. A eso se le suma la comida diferente, estar tan lejos de la familia y el clima. La verdad que todo resultó complicado. Sin embargo,  ya después que te acostumbras y hasta te ríes de lo pasado. Incluso, ahora me gusta mucho los platos de acá; hablo el idioma, conozco la cultura y por el frío no tengo problema. Gracias a Dios, ahora la vida acá es tranquila, aunque se extraña muchísimo la tierra, la familia y los amigos".¿En algún momento, durante este tiempo, han surgido opciones para regresar al fútbol colombiano?"No han surgido ofertas, pero sí me gustaría volver algún día".Nos imaginamos cosas curiosas, anécdotas y demás que ha vivido usted en las ligas de esos países, ¿nos puede contar alguna?"Así como curioso, lo que pasó cuando jugaba en el Shakhter Karagandy, que siempre que iba a empezar un torneo o había un partido importante se sacrificaba un cordero ofreciéndoselo a su Dios, debido a su religión y hacían una misa en el campo".Uno de los problemas del fútbol actual es que a los jugadores no les cumplen en lo económico, ¿usted ha tenido algún problema, ha marcado alguna diferencia en cuanto a lo que ganaba en Colombia?"Sí, claro. Cuando uno sale de su país, la idea es buscarle el futuro a su familia. En Colombia, ese es el gran problema porque muchos equipos no cumplen".
¿Qué significa jugar la Champions y estar en el foco del balompié mundial por la transcendencia del torneo?"La Champions es un sueño, es algo con lo que se anhela desde pequeño y estar en el foco del balompié mundial es un plus. Excelente tener la posibilidad de poder darse a conocer en Europa y en el mundo, así yo juegue en un equipo tan pequeño como el mío (Astana), que es la primera vez que llega a una competición de esa categoría y con solo 6 años de existencia".Marianella Ramos
Periodista de Futbolred
rammar@eltiempo.com
En Twitter: @Nella_Ramos

COMENTAR
GUARDAR