Los más y los menos del posible aterrizaje de Mina en Premier League

Los más y los menos del posible aterrizaje de Mina en Premier League

Al menos tres clubes británicos pretenden al colombiano, quien debe decidir su futuro muy pronto.

Colombia vs. Inglaterra 27

Grito de gol de Yerry Mina.

Foto: AFP

30 de julio 2018 , 12:23 p.m.

Hace tiempo dejó de ser noticia la inminente salida de Yerry Mina del FC Barcelona. Apenas llegó a jugar ocho partidos en los seis meses que pasaron desde el anuncio de su fichaje, en enero pasado, y aparentemente ya no tendrá muchas opciones de cambiar la historia a su favor.

Por eso lo conveniente ahora es mirar hacia otros destinos, específicamente la Premier League. Tres equipos de esa liga habrían levantado ya su mano para hacerse con los servicios del zaguero, cuyas acciones cotizan al alza desde el pasado Mundial de Rusia, en el que fue goleador y mejor jugador de Colombia. West Ham, Everton y Manchester United serían los candidatos, según las versiones de la prensa británica y española, y los números alcanzarían los 40 millones de euros, que superan con creces los 11,8 millones que pagó el equipo ‘culé’, detalle que juega en favor de una venta pronta y definitiva.

Pero vale la pena preguntarse: ¿es esa la Liga ideal para las condiciones del colombiano?

¿Por qué SÍ ir a la Premier League?

1. Juego aéreo. Si hay una liga que privilegie el juego aéreo defensivo y ofensivo, ambas virtudes de Mina, es la inglesa. Con sus 1,94m de estatura, es claro que el colombiano tiene muchas opciones para destacarse, como lo hiciera en Santa Fe, en Palmeiras y recientemente con Colombia en el Mundial de Rusia. El espigado central es impecable en el control de su sector por arriba y lo demostró, por ejemplo, neutralizando a Harry Kane, uno de los goleadores de la Premier, en octavos de final de la Copa Mundo. Y a la hora de apoyar el ataque, el resumen de su talento está en un dato: 3 goles, goleador y jugador de mejor rendimiento en la cita rusa.

2. Competitividad. La Liga Premier tiene un componente de competencia que no existe en España: cualquiera puede ser campeón. Si bien el Manchester City cabalgó en la última temporada y tiene la billetera para armar equipos llenos de talento, también lo es que con regularidad, fortaleza defensiva y ambición, un Leicester bien puede atravesarse en el camino de los poderosos y hacerlos ‘morder el polvo’. Eso es más atractivo que estar en el banco en España, sumando títulos desde la suplencia y viendo celebrar a los compañeros.

3. Aprendizaje. Uno de los lunares de Mina, según el técnico Valverde, es su regreso a posición de defensa, los muchos espacios que deja a  su espalda y una dificultad obvia de alternar con los demás zagueros, producto de sus pocos minutos en cancha. Pues eso sería lo que lograría en Inglaterra, siempre y cuando llegue a un equipo que le garantice continuidad. Las coberturas rápidas hacia los costados y el manejo del espacio entre él y su portero, que fueron sus virtudes en Selección, podrían verse potenciadas en una liga tan exigente.

4. Un torneo más físico. Es un hecho que la Liga de España, dominada por no más de tres equipos, ofrece una exigencia muy distinta a la de Inglaterra, caracterizada más por el vértigo, el juego rápido por los costados y el despliegue atlético, en donde los torneos están más abiertos y se ganan a fuerza de entrega y sacrificio. Esa potencia física es una característica del orgullo de Guachené, lo que juega a su favor.

5. Un buen negocio. El colombiano es hoy en día un comodín. Por encima de los 11,8 millones de euros que pagó Barcelona a Palmeiras están las ofertas de Everton y West Ham (alrededor de 25 millones) y Manchester United (hasta 40 millones), por lo cual se vería con buenos ojos su salida y ya sería ganancia para el dueño de sus derechos. Y precisamente por esa razón, los 3,5 millones por temporada que firmó el colombiano en España se elevarían considerablemente si se dobla la cantidad de su traspaso, con lo cual ganaría el jugador. Todos ganan, todos festejan.


😍☝🏾💪🏾

Una publicación compartida de Yerry Mina (@yerrymina) el

¿Por qué NO ir a Inglaterra?

1. Adaptación. El problema fundamental de Mina en Barcelona fue haber llegado tarde a la temporada, sin tiempo de acomodarse al estilo tan particular de juego del equipo y sin haber completado la pretemporada. El defensor, aún en vacaciones, ya estaría un poco tarde para su nuevo equipo y, de llegar al Manchester United, se habría perdido el torneo amistoso de Estados Unidos, un buen laboratorio para todo recién llegado. Ese proceso de adaptación volvería a ser una complicación, a la que se sumará la barrera obvia del idioma, que no maneja el colombiano. Ya a Cuadrado le costó demasiado ese proceso en el Chelsea, a tal punto que pidió su regreso a Italia.

2. ¿Más suplencia? Excepto Everton, pocos equipos garantizan continuidad para el colombiano. El equipo de Marco Silva lo necesita para rejuvenecer una zaga con Williams y Jagielka, ambos por encima de los 33 años, y después de recibir 58 goles en contra en 38 juegos, lo ve como solución. Pero si fuera al Manchester United, hay que decir que tiene que pelear el puesto con Lindelöf, Bailly, Smalling, Rojo, Jones y el lesionado Blind. El central que habría pedido Mourinho es Maguire, del Leicester, pero los más de 65 millones que piden por él abriría la opción para el colombiano. Sin duda, una transferencia de más de 30 millones obliga a tenerlo en cuenta –es el caso de Lenglet en Barcelona, por ejemplo- pero con Mourinho no hay garantía de nada.

3. Velocidad. Un lunar de Mina en los pocos minutos que le dieron en Barcelona fue la falta de agilidad para volver a su posición, lo cual puede resultar una auténtica condena en una Liga plena de vértigo como la inglesa. Es joven y tiene toda la actitud para aprender y mejorar, pero esa es una barrera que necesita superar el colombiano si quiere triunfar en un torneo tan exigente.

4. No es comunitario. La salida sorpresiva de Paulinho terminó jugando en favor de Mina en Barcelona en algún momento, pero es claro que, de haberse mantenido el brasileño como uno de los no comunitarios de la plantilla, la puerta de salida era el más seguro destino del colombiano. La historia bien puede repetirse en Inglaterra, donde además está por implementarse el Brexit, que haría aún más difíciles las condiciones de trabajo para los extranjeros. Es uno de esos temas que no tiene nada que ver con un jugador pero que puede terminar por afectarlo.

COMENTAR
GUARDAR