Champions League

Juventus derrotó 2-1 a Mónaco y es el primer finalista de Champions

Con goles de Mandzukic y Dani Alves, se impuso 2-1 (4-1 en el global) y prepara viaje a Cardiff.

FOTO: REUTERS

Atacante del Mónaco

Mayo 09, 2017

Con solvencia liquidó Juventus la serie a su favor, inspirado en el interminable Buffon, los oportunos goles de Higuaín en la ida y un Dani Alves notable, desequilibrante en los dos partidos contra Mónaco.

La dosis de la ida (0-2) se repitió en la revancha, a pesar de la ambición de los franceses en el hermoso campo de Turín.

Trece minutos duró el asedio del Mónaco, que salió al campo con mucho atrevimiento y, gracias a dos vacilaciones del veterano arquero Buffon, estuvo a punto de dañar la fiesta en Turín.

Al minuto 2, Falcao provocó el primer fallo cuando apareció libre de marca en el área y el portero tuvo que salir a chocarlo. ¿Penalti? No, es fue un choque de tantos que se producen en un partido.

Un remate de Moutinho que le cayó a Mbappé provocó otra salida apresurada de Buffon, quien vio la pelota estrellarse en el palo –a centímetros de Falcao-, una jugada invalidada por fuera de lugar para tranquilidad del arquero.

Mónaco siguió insistiendo con un remate de media distancia de Falcao (minuto 6) y Juventus esperaba ante la certeza de que el rival intentaría irse encima. Al minuto 9 el local perdió a Khedira, otra vez víctima de una lesión.

La acción en las áreas volvería al minuto 18 gracias a un impecable centro de Mendy que tuvo que salvar Chiellini.
Pero desde entonces bajó un poco la intensidad y el local se acomodó mejor: al 21 se salvó Mónaco en una llegada clarísima de Higuaín que resolvió bien en el mano a mano el portero Subasic y al 24 otra vez el arquero evitó el gol en una llegada limpia de Mandzukic. Hasta que al 32 cayó el gol del croata, una llegada masiva, con centro notable de Dani Alves para que el más grande del área cabeceara el piso y desencadenara la fiesta en la tribuna.

La reacción del Mónaco fue irse arriba, lo que abrió enormes espacios en campo propio. Un fuera de lugar muy ajustado privó a Higuaín de su tercer tanto en la semifinal de Champions al 35, aunque un minuto después volvió a probar de afuera a Subasic. Cada vez que quiso, el local salió de contragolpe y creó peligro. Al 43 el que faltaba, Dybala, perdió el mano a mano con Subasic.

Pero el segundo tanto estaba reservado para el mejor hombre de toda la semifinal, Dani Alves, quien empalmó un remate furioso de fuera del área al minuto 44 para apuntarse un GOLAZO y para seguir hundiendo al rival… y a quien haya sido el responsable de dejarlo ir del Barcelona.

El segundo tiempo, Juventus, con el 2-0 en el bolsi8llo (4-0 la llave) fue pasando entre los errores de marca de Mónaco y su propia desesperación por no encontrar respuestas, y la calma total del local, cerrando caminos –a la italiana- y administrando el afán de Higuaín por marcar más tantos.

Llegó Cuadrado por Dybala y en su primera pelota pudo hacer el tercero, pero la envió muy desviada.

Al 66 intentó Mbappé al menos un tanto para salvar el honor, pero le adivinó Buffon. Y volvió a tratar, con más suerte, al 68, para marcar el 2-1, a pase de Moutinho. Ni un segundo perdió celebrando.

Hasta el final hubo más patadas que fútbol, Mónaco exteriorizó su frustración y faltaron un par de tarjetas antes de bajar el telón.

Hoy Juventus y el colombiano Juan Guillermo Cuadrado son finalistas de Champions League y esperan a su rival entre Real Madrid y el Atlético. Hoy Turín es una sola fiesta.

Así jugaron:

Juventus: Buffon; Barzagli (Benatia, m.85), Bonucci, Chiellini; Alves, Khedira (Marchisio, m.10), Pjanic, Sandro; Dybala (Cuadrado, m.54), Mandzukic, Higuaín.

Mónaco: Subasic; Sidibe, Glik, Jamerson, Raggi; Mendy (Fabinho, m.54), Bakayoko (Germain, m.78), Moutinho, Silva (Lemar, m.70); Mbappé, Falcao.

Goles: 1-0, m.33: Mandzukic; 2-0, m.45: Alves; 2-1, m.69: Mbappé.

Árbitro: Bjorn Kuypers (HOL).

Amonestados: Falcao (m.40), Mendy (m.51), Bonucci (m.73) y Mandzukic (m.91).

Estadio: Juventus Stadium

Asistencia: 41.000 espectadores.

Redacción Futbolred, con EFE

Sigue bajando para encontrar más contenido