James, más allá de la revancha contra Real Madrid en Champions

James, más allá de la revancha contra Real Madrid en Champions

El colombiano espera ser campeón con Bayern Múnich, esta vez desde el protagonismo.

James Rodríguez

Jugador del Bayern Múnich.

Foto: Reuters

14 de abril 2018 , 11:26 a.m.

Las revanchas son asunto de débiles. Y eso lo tiene claro James Rodríguez, quien buscará con Bayern Múnich un título de Champions League desde el protagonismo que ha ganado en la última temporada y no desde el rencor.

Atrás quedarán los días aciagos en el Real Madrid, rival en semifinales del torneo europeo. Y serán asunto del pasado no sólo porque suma poco pensar en la amargura de las últimas temporadas de Zidane, sino también porque no todo fue negativo en sus días en Madrid.

James comenzó su andar en Champions vestido de blanco en la temporada 2014-2015, como flamante nuevo fichaje del millonario Florentino Pérez y de la mano del DT, Carlo Ancelotti. Y en 705 minutos jugados logró anotar un tanto (contra Basilea, en el triunfo 5-1 de los ‘merengues’). Eran los días en que la prensa española lo llamaba ‘Golden Boy’, le dedicaba portadas y justificaba los 80 millones de euros pagados por él tras su rutilante mundial de Brasil 2014.

Pero en enero de 2016 llegó Zidane. Y el colombiano pasó de más de 700 minutos a sólo 263. Un gol (a Roma) y una temporada irregular firmó el talentoso zurdo. Ya la cosa no iba tan bien…

Llegaría la temporada 2016-2017, cuando James sumó apenas 318 minutos en campo cinco veces fue al banquillo sin opción de ingresar y dos más ni siquiera fue convocado, incluyendo el último partido en Cardiff contra Juventus, el día en que el Madrid celebró el doblete. Fue el día en que ya no hubo regreso, su agente llamó a Múnich y Ancelotti le abrió las puertas del Bayern.

En esas últimas dos temporadas sumadas, apenas jugó el entonces número 10 del Real Madrid 581 minutos. Fue segundo y muchas veces tercera opción de cambio. Ya no había retorno.

Y entonces comenzó otra historia, feliz pero difícil, en un país nuevo, con idioma desconocido, con mucho de lo que siempre se le criticó: ¡compromiso en la tarea de la marca! Y lo hizo porque es James, porque creció, maduró, aprendió. Vestido de rojo suma 605 minutos en campo y, aunque aún no se estrena como goleador, es el socio de todo en el Bayern cuando se trata de atacar y un obrero más en la defensa. Acaba de coronarse campeón de la Bundesliga en su primera temporada y eso es una inyección de motivación que le cae de perlas para la semifinal de Champions.

No será desde el odio desde donde empezará a vivir su primera Champions como hombre clave, ‘titularazo’, indiscutible. Será desde la convicción y el trabajo de equipo como buscará la hazaña de eliminar al experimentado y casi invencible Real Madrid, que curiosamente aún es su patrón (está en préstamo en el Bayern).

James dejará que el mundo hable de revancha mientras él se concentra en la obsesión de esta y de todas las etapas de su carrera, más allá de los colores de su camiseta: ¡Gritar campeón!

COMENTAR
GUARDAR
Personalice
Sus favoritos
Aquí puede seleccionar sus equipos y ligas favoritas para consultar noticias y estadísticas
ACEPTAR