Champions League

Arbitraje: una incómoda sombra sobre la prestigiosa Champions League

Las polémicas decisiones, que curiosamente favorecen a Barcelona o Real Madrid, preocupan a la Uefa.

FOTO: EFE y Archivo

Entrenadores en Europa

Abril 20, 2017

Ocurrió hace apenas unas horas. Venció Real Madrid 4-2 a Bayern Múnich, en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions (6-3 en el global) y Cristiano Ronaldo logró el récord de 100 goles en la competencia europea. Nadie habló de eso.

El tema fueron los errores, muy evidentes, del árbitro húngaron Viktor Kassai. La expulsión de Vidal que parece desproporcionada y la manera de juzgar sin esa misma severidad las entradas igualmente violentas de Casemiro, quien terminó el partido en el campo; los dos goles de Cristiano Ronaldo que fueron en fuera de lugar; la manía de pitarlo todo, sin mucho criterio, e interrumpir el juego.

Y, casualidad o no, es casi la misma historia de hace tres semanas, esta vez en duelo por octavos entre Barcelona y PSG (6-1). La queja formal del club francés contempló diez errores del juez alemán Deniz Ayketin aquel día en el Camp Nou.

Los más claros y polémicos errores pasaron por el penalti inexistente sobre Luis Suárez, una mano de Piqué cuando el partido iba 3-1 y la jugada en la que Mascherano, en el área, le hace una dura entrada a Di María. Además del penalti, Mascherano merecía la roja. Incluso, el propio jugador del Barcelona reconoció que cometió falta en el área.

En contraste, pasaron sin mayores discusiones respecto del trabajo de los árbitros los duelos entre Mónaco y Borussia Dortmund (6-3 el global) y Atlético de Madrid y Leicester (2-1 el global), que clasificaron a la semifinal a los dos primeros en cada llave.

La duda es inocultable: ¿hay un interés en favorecer a Real Madrid y Barcelona? ¿Qué tengan seguidores en todo el mundo, obliga a llevarlos a las instancias finales al precio que sea?

“No suspenderemos al árbitro de este partido (Barcelona-PSG), no se suspende a los árbitros", declaró el presidente de la Uefa, Aleksander Ceferin, tras la primera gran polémica, una manera de zanjar anticipadamente la discusión en el reciente caso del Real Madrid.

La solución para muchos es recurrir a la tecnología de manera abierta, una vía a la que Fifa se ha opuesto históricamente y que no cambiará, a juzgar por las últimas declaraciones del actual presidente, Gianni Infantino.

Y en esa misma postura está la mayoría de los jugadores, uno de ellos Marcelo, un hombre definitivo para Real Madrid.

“Creo que de toda la vida los árbitros tienen un papel muy difícil. Arbitrar con vídeos es quitar la realidad del partido. Nosotros también fallamos un pase y no hay vuelta atrás. Creo que no hay que cambiar". Y añadió: "Hace mucho que he dejado de hablar de los árbitros. Sinceramente no hablo. Antes me enfadaba. Cuando fallan, es normal que la gente proteste. Pero no hablo de los árbitros", agregó.

En contraste, otros protagonistas piden ayuda extra para el juez. “En unos cuartos de Champions tienes que meter un árbitro con más calidad o es momento para la Uefa de poner el vídeo, hay demasiados errores en este periodo", dijo Carlo Ancelotti, técnico del Bayern Múnich, perjudicado por errores de juzgamiento contra Real Madrid.

“Evalúo el partido del árbitro, ha hecho un mal partido y punto… La tarjeta de Arturo (Vidal, expulsado por doble amonestación) no era tarjeta, después los dos goles de Cristiano eran en fuera de juego", explicó para justificar su enfado con el árbitro, al que dijo que solo saludó y le dijo "good job" (buen trabajo en inglés)", explicó.

Más allá de si PSG o Bayern Múnich fueron víctimas de la injusticia, vale la pena volver sobre el debate de si es momento de usar la tecnología, como en aquel partido de Atlético Nacional en el Mundial de Clubes, para que el fútbol no pase más al segundo plano mientras el mundo habla de los árbitros.

Redacción Futbolred

Sigue bajando para encontrar más contenido