Borussia más allá del caso Dembélé

Borussia más allá del caso Dembélé

El club alemán se ha convertido en un referente en cuanto a la compra y venta de jugadores.

Ousmane Dembélé fue comprado por 14 millones de euros y vendido en 150 millones.

Ousmane Dembélé fue comprado por 14 millones de euros y vendido en 150 millones.

Foto: EFE

01 de septiembre 2017 , 11:30 a.m.

El Borussia Dortmund ha encontrado una manera propia de moverse en el mercado. Un ejemplo es el caso de Ousmane Dembelé, fichado hace un año por 14 millones de euros y vendido al Barcelona por más de 100 millones. Es un ejemplo entre muchos otros en los que el club ha terminado sacando provecho de los traspasos.

La relación del Dortmund con el mercado, va más allá del caso Dembelé. La política de fichar a bajo costo surgió por necesidad, cuando con el actual comité encabezado por el presidente Reinhard Rauball y Hans Joachim Watzke como director administrativo, el club estaba al borde de la quiebra. Las apuestas tenían que ser por jugadores que tuvieran un potencial todavía no reconocido o por jóvenes de la propia cantera.

Cuando el Dortmund  se coronó campeón alemán en 2011 uno de los jugadores clave era el Shinji Kagawa, que había llegado de la segunda división japonesa por 355.000 dólares. Además, en el eje del equipo, estaban dos jugadores de la cantera como Mario Götze y el turco Nuri Sahin. En los tres ha habido luego una historia de ida y vuelta. El primero en irse fue Sahin, al Real Madrid tras haber sido elegido como el mejor jugador de la temporada en la Bundesliga, para luego regresar a Dortmund.

Un año después el Dortmund ganó el doblete y el siguiente en irse fue Kagawa al Manchester United. El japonés  también regresó después de su paso por Inglaterra. El último protagonista de la historias de ida y vuelta ha sido Mario Götze, que fichó por el Bayern en 2013 y entre tanto es otra vez jugador del Dortmund. Por diversos motivos, ni Kagawa ni Sahin ni Götze pudieron mostrar en otros equipos lo que mostraron en su primera época en el Dortmund. En el caso de Götze una enfermedad del metabolismo, que se le diagnosticó a su regreso, tuvo en parte que ver con ello, después de una buena primera temporada en el Bayern.

En todo caso, los tres ejemplos muestran que no por el hecho de que un jugador funcione en el Dortmund puede funcionar en cualquier club del mundo. Para completar la imagen es preciso decir que hay otros que sí han cumplido con lo que esperaba de ellos, como Lewandowski y Hummels en el Bayern.

Con Lewandowski el Dortmund no hizo ganancia, prefirió obligarlo a que terminara su contrato, le quedaba un año, para que luego se fuera libre al Bayern. Sin embargo, el trato ejemplarizante dado a Lewandowski sirvió para negociaciones posteriores. Hace un año el Manchester United preguntó por Henrihk Mchitaryan, a quien solo le quedaba un año de contrato. El Dortmund le puso precio, 42 millones de euros y se mantuvo firme hasta el final de las negociaciones.

Luego en el caso Dembelé, el Barcelona se encontró también con la intransigencia del Dortmund a la hora de negociar. Parte de lo recibido por Dembelé, se habla de entre 27 y 30 millones de euros, se ha usado para fichar al extremo ucraniano Andry Yarmolenko. En la plantilla actual hay varios jugadores que pueden despertar interés -y de hecho lo han despertado- de otros clubes, empezando por el goleador Pierre Emerick Aubameyang.

El presidente del Borussia se refirió una vez a Aubameyang diciendo que el club había logrado compensar la marcha de Lewandowski con un jugador que marcaba aún más goles. En la temporada pasada fueron 31 tantos de Aubameyang y 30 goles de Lewandowski. En la lista de jugadores que pueden despertar el interés de otros clubes está sin duda también el estadounidense Christian Pulisic.

Además, el Borussia acaba de fichar al lateral Jeremy Toljan, una de las figuras de la sub21 alemana campeona de Europa. El precio del traspaso ronda los 5 millones de euros, más la cesión por dos años al Hoffenheim de Felix Passlack.

EFE

COMENTAR
GUARDAR