Selección Colombia

Federación de Fútbol, en la mira de las autoridades por lío de reventa de boletas

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) adelanta una inspección a su sede por presuntas irregularidades en el manejo de las entradas.

La SIC inspecciona la sede de la Federación. Foto: Archivo


Por: Unidad Investigativa El Tiempo<br>
La SIC comenzó este martes una visita que culminó a las 9 de la noche y seguirá este miércoles, relacionada con una investigación preliminar por la supuesta existencia de un cartel de empresarios que revendió de manera masiva boletería para las eliminatorias del Mundial Rusia 2018.
Una de las personas presentes durante la diligencia les reveló a reporteros de este diario que los investigadores indagaron por los nexos entre la Federación y un par de empresarios de apellido Romero, dueños de Saturno Entertainment.

Se refiere a Alberto Romero y a su hijo David, comerciantes que tradicionalmente han comercializado las boletas de la federación desde hace al menos 15 años.

Alberto Romero es el mismo empresario que fue mencionado en los escándalos del manejo de la boletería del Mundial de Francia 1998 y del contrato de comercialización y mercadeo fallido de la Copa América de Colombia 2001.

Los investigadores de la SIC también preguntaron si la familia Rendón, dueña del Real Cartagena, había estado involucrada de alguna manera en la comercialización de las boletas para la eliminatoria al Mundial de Rusia.

“Además indagaron por Elías Yamhure, dueño de TuTicketYa”, aseguro un empleado de la federación.

Algunos de estos nombres ya habían surgido a finales de septiembre del año pasado, cuando se conoció la investigación preliminar de la SIC.

De hecho, varios de los mencionados salieron a desmentir cualquier participación en el desvío y la reventa masiva de boletería, que se conoció poco antes del juego entre la Selección Colombia y la de Brasil.

Al respecto, Rodrigo Rendón, dueño del Real Cartagena, manifestó que no tenía vínculo alguno de tipo legal con las sociedades Ticket Shop y TuTicketYa , mencionadas dentro del caso.

Los dueños de Saturno también emitieron un comunicado en septiembre en el que desmintieron los señalamientos.

“Saturno no posee ningún tipo de relación comercial con la empresa Ticket Shop (Comercializadora de Franquicias S.A.), compañía que ganó la licitación ante la Federación Colombiana de Fútbol para operar la venta oficial de la boletería de los partidos que disputa la Selección Colombia en Barranquilla por las eliminatorias de Rusia-2018”, aseguraron.

Sin embargo, la SIC, que ya les tomó declaración dentro del expediente, encontró mérito para seguir adelante en las pesquisas, y en algunas semanas se conocerán los primeros resultados.

La génesis de la investigación fue el juego con la selección de Brasil en el que las boletas literalmente se esfumaron en segundos y los aficionados empezaron a denunciar una reventa monumental.

“Pedían hasta 2 millones de pesos por una entrada, algo absurdo que atenta de manera grave contra la afición”, dijo en su momento uno de los investigadores.

Lo que ha llamado la atención de algunos denunciantes es que una situación similar se habría presentado en otros torneos, cuando estaba al frente de la federación Luis Bedoya, hoy testigo protegido de la agencia estadounidense FBI como parte de una trama de sobornos de miembros de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol).

EL TIEMPO intentó sin suerte conocer el contenido de las respuestas que Jesurún les dio a los interrogantes de la SIC, pero para este miércoles se espera un comunicado oficial sobre la inspección a sus oficinas.

MÁS NOTICIAS DE TU INTERÉS