Bundesliga

¿Qué esconde la buena racha del Bayern Múnich? Afloran las inconformidades

Increíblemente, los buenos resultados en Liga, Copa y Champions no evitan las quejas de los veteranos de la nómina.

Bayern Múnich gana y eso ayuda a mantener la calma. Foto: EFE


Por: Redacción Futbolred
Tiene 19 puntos de ventaja sobre el segundo de la Bundesliga, Borussia Dortmund. Es semifinalista de Copa Alemana (enfrentará en abril a B. Leverkusen). Acaba de encaminar la clasificación a cuartos de final de Champions League tras golear 5-0 a Besiktas.
Y hay más: por primera vez en su carrera, el técnico Jupp Heynckes sumó 14 victorias consecutivas, con lo cual igualó el récord de Pal Csernai (de agosto a octubre de 1980). Como si fuera poco, el veterano entrenador sumó su décima victoria consecutiva en el torneo europeo e igualó el récord de Louis van Gaal (2000-2009) y Carlo Ancelotti (2014-2015), según informó el club muniqués.

Y a pesar de todo, la felicidad no es la nota predominante en las toldas rojas. ¿Qué pasa? Figuras, casi leyendas del equipo, han empezado a sentirse relegadas por hombres que como James Rodríguez han llegado para hacer el relevo con su talento y su juventud.

El primero que levantó la mano, justo después de la goleada en Champions, fue Arjen Robben, quien arrancó como suplente y pudo disputar un tiempo completo tras la lesión del colombiano.

“Si dejara que mis emociones hablen, estaría sentado en la oficina de Brazzo (Hasan Salihamidzic, director deportivo del Bayern Múnich) o Mr. Rummenigge… Creo que he jugado un buen segundo tiempo. Todos queremos jugar este tipo de partidos y cuando no juegas es doloroso”, declaró el holandés.

El diario Bild recogía la molestia y además hacía una lista de las razones por las cuales Robben debería ser inicialista… y también de las circunstancias que le juegan en contra: “Está físicamente a tope, entrena bien, sigue haciendo la diferencia y es favorito de la afición. En su contra: Bayern quiere rejuvenecer el equipo, él cobra 10 millones de euros por año y no acepta bien un rol secundario”.

Menudo lío. De hecho no es la primera vez que se queja y no es el único inconforme: "Franck Ribery sigue siendo un jugador de clase mundial. Es un líder dentro y fuera del campo y sigue demostrando, semana a semana, que aún puede decidir partidos”, declaraba no él sino su compañero Alaba. El propio francés ha reaccionado públicamente mal cuando lo reemplazan y su agente no ha descartado un probable cambio de aires.

Ante la presión, el veterano Heynckes responde: “Entiendo que un jugador no esté contento cuando empiece de titular en este tipo de partidos; es absolutamente normal. Pero yo hago lo que creo que es correcto y eso es todo”.

Y sí. Müller, otro que manifestó su malestar cuando no era tenido en cuenta, ha terminado por entender al DT: “El entrenador tiene el dilema de elegir, es algo difícil para él… Los suplentes nos hicieron bien. Arjen entró y nos aportó agresividad. Franck jugó también bien y siempre necesitamos ese pequeño suplemento de energía que viene del banquillo", afirmó, un poco tratando de bajar la temperatura.

Es el precio del éxito, según algunos. En una nómina amplia, ganadora y ambiciosa, la gestión de los egos se convierte en un arte, que se le da mejor a Heynckes que a Ancelotti, por ejemplo.

Las victorias ayudan a maquillar las angustias y eso por ahora juega en favor de la calma dentro del Bayern. Habrá que ver hasta dónde se puede aguantar la presión...

MÁS NOTICIAS DE TU INTERÉS